suscríbete al boletín diario

Reportajes

“Vacaciones clandestinas”: denuncian presencia de cabañas y campings ilegales en Biobío

Un municipio de la provincia se encuentra dentro de los administradores de alojamientos, que mantiene un camping de manera irregular.


 Por La Tribuna

27-01-2017_18-24-5813.1

Cuando nos encontramos en pleno verano y tenemos la posibilidad de tener vacaciones, una buena opción son los campings y cabañas existentes en distintos puntos de la provincia de Biobío, para disfrutar de unas semanitas de relajo y sana diversión.

Sin embargo esta decisión no es tan simple, ya que dentro de la oferta que podamos encontrar en la zona, no toda está debidamente constituida, ya que existen muchos centros de atención turística que no cumplen con la normativa vigente, por lo cual estarían en una condición irregular.

La Tribuna FinDe en su afán de transparentar las cosas, realizó diversas indagaciones, partiendo con los requisitos formales que debe cumplir todo empresario del rubro.

 

EXIGENCIAS DE LA AUTORIDAD SANITARIA

El empeño en montar un centro turístico, no basta solo con la inversión monetaria, ya que se debe cumplir con diversos requisitos legales impuestos por la Seremi de Salud, partiendo por tener una resolución sanitaria, que -es importante mencionar- son distintas para campings y cabañas.

En este sentido, el encargado de saneamiento de la Delegación Provincial de Salud, Guillermo Núñez, comentó una de las formas de saber, si estamos en presencia de un centro turístico autorizado.

“Lo importante es que tenga una resolución. Ésta no se renueva cada año, como se pudiera pensar, a menos que nosotros por fiscalización la dejemos caduca. (…) Lo general y lo ideal es que quienes cumplen con la normativa, tengan la resolución a la vista, no obstante, esto es sólo una recomendación”, aclaró.

Este certificado garantiza que cuenten con los requisitos ambientales que exige la autoridad sanitaria, como algunas que comentó el mismo funcionario, relativas a empresas dedicadas a campings.

“En primera instancia deben tener autorizado su sistema de eliminación de aguas servidas y captación de aguas. Generalmente los sectores en donde están localizados son zonas rurales, por lo tanto tienen fuentes propias en ambos casos. Otro tema es que provean un lugar para disposición de las basuras, con el objetivo de mantener las condiciones de higiene apropiadas. Entre otras muchas otras”, detalló.

Vale mencionar que en el Biobío la autoridad sanitaria registra 121 campings habilitados.

 

REGISTRO EN SERNATUR

Si pensaba que con la resolución ya se está ante una cabaña o camping regulado, se equivoca, pues además estos servicios deben estar registrados en el Servicio Nacional de Turismo, Sernatur, como lo impone una ley de la república, con multas asociadas por su transgresión, como informó la directora regional de la entidad, Paola Núñez.

“Actualmente Sernatur tiene registrados en la provincia del Biobío 163 servicios de alojamientos (hoteles, cabañas, hostales, camping, entre otros) de los cuales 52 pertenecen a camping y 45 corresponden a la categoría de cabañas. Su registro está acogido a la Ley 20.423 que establece la obligatoriedad de esta acción, pudiendo generar multas entre 5 a 10 UTM a los servicios de alojamiento que no estén debidamente registrados, explicó.

Consultada la autoridad regional de Sernatur sobre la cantidad de servicios de alojamiento ilegales en la provincia, respondió lo siguiente.

“Esta información es variable dada la condición de informales, por lo tanto no es posible tener un número real de esta situación. Aparecen y desaparecen dependiendo de la temporada”, describió.

Por último, Paola Núñez, explicó las consecuencias de preferir servicios que no están debidamente acogidos a la disposición de la ley. 

“Las consecuencias inmediatas es el daño al turista que hace uso de estos lugares que se encuentran no registrados, dado que se exponen a  servicios deficientes o poco seguros. No podemos asegurar calidad, confianza y seguridad en la experiencia de viaje por lo que recomendamos preferir establecimientos registrados en Sernatur”, concluyó.

 

DENUNCIA DE OPERADORES FORMALIZADOS

Uno de los sectores de Biobío en donde se concentra la mayor oferta, es –precisamente- Saltos del Laja, por ello el diario de la provincia conversó con el presidente de la Cámara de Comercio del lugar, José Sanzana, quien representa a los operadores turísticos –debidamente- normalizados por las instituciones públicas.

Fue así que el dirigente partió por confirmar un aumento de las ofertas ilegales en el sector, principalmente, de cabañas ilegales.

“Hace bastante tiempo hemos planteado que existen varias cabañas de forma irregular prestando servicio. Se trata más de servicios de alojamientos de casas, sin embargo, se ofrecen como cabañas, lo que ha disminuido aquellas que están completamente reguladas”, precisó.  

De igual modo, el dirigente comentó la injusticia que provoca esta situación, teniendo en vista que los servicios que se ajustan a la normativa deben incurrir en gastos.

“Hay que considerar que son una competencia desleal, porque ellos no están registrados en ningún lado, no pagan impuestos, el Sernatur o la Seremi ni siquiera los fiscaliza,  pudiendo hacer y deshacer. Esto es injusto, pues las cabañas registradas, que pagan sus impuestos, que cancelan sus patentes comerciales, deben asumir estos costos, que los ilegales no lo hacen. Además, que cuando hay falta de cabañas ellos suben los precios, regulando en definitiva el precio de los servicios”, precisó.

 

UNO DE LOS CAMPING FUERA DE NORMA

Si bien pidió que los mismos operadores turísticos, que cumplen con todas las disposiciones vigentes, denunciaran a los dueños de cabañas o camping irregulares, La Tribuna FinDe logró recabar algunos datos anónimos, los que fueron cotejados con la base de datos actualizada de Sernatur, con los servicios de alojamiento regulados en la zona.

Fue así que se pudo constatar que el camping que administra la Municipalidad de Yumbel, en los Saltos del Laja, no se encuentra debidamente inscrito y cumpliendo con la Ley 20 mil 423.

Con base a este antecedente, se intentó conocer un pronunciamiento de la mencionada casa edilicia, sin embargo, no pudieron entregar una respuesta antes de la hora de cierre, excusándose por estar atendiendo la emergencia forestal. Vale precisar que también se llamó al jefe comunal, Juan Cabezas, pero no pudo ser ubicado en su celular.

Vale mencionar que también se pudo constatar –en terreno- varias cabañas o alojamientos informales, algunas ofrecidas por habitantes del lugar, las que fueron captadas por los lentes del diario de la provincia.

Finalmente y para contextualizar, muchos campings o cabañas comienzan como informales, regularizándose con el paso de los años, tanto en Sernatur y la autoridad sanitaria, no obstante, existen algunos que continúan en esa conducta y pasan a engrosar los sumarios sanitarios efectuados -cada época estival- por el Servicio de Salud. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
cabañascamping

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes