miércoles 18 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Reportajes

Los lugares más peligrosos de Los Ángeles: las trampas urbanas que debemos sortear a diario

Se realizó un recorrido con un experto en prevención de riesgos, quien explicó las condiciones o acciones inseguras en la comuna.


 Por MARCOS SARMIENTO

09-12-2016_18-30-4913.0

 

Por lo general cuando transitamos por la comuna lo hacemos de manera inconsciente, sin prestar demasiada atención a los riesgos que nos vemos expuestos en nuestro trayecto, ensimismados -a veces- en nuestros asuntos o apremiados por los horarios de la rutina.

 

Sin embargo cuando sucede un accidente, ya sea una caída de una persona o un atropello, de inmediato nos damos cuenta de los peligros existentes en la vía pública, algunos de los cuales son tan evidentes, que no entendemos cómo no pudieron ser previstos.

 

Tomando en cuenta ello y con el afán llamar a la prevención, La Tribuna recorrió las principales arterias de la comuna, destacando aquellos lugares con mayor probabilidad de ocurrencia de un accidente.

 

Para lo anterior se hizo asesorar por un experto en la materia, el director del Área de Prevención de Riesgos de la Universidad Santo Tomás en Los Ángeles, Guillermo Fuentes Carvalho.

 

SEMÁFOROS “FLASH”

 

Partiendo con el recorrido se analizó los semáforos de la esquina de Almagro con Rengo, tomándolo como ejemplo de varias intersecciones de la comuna. En ese sentido se puso el énfasis en la ausencia del titilar preventivo de la señal para peatones, que provoca que -algunos- transeúntes queden a mitad de calle, cuando el semáforo ya cambió a verde para los vehículos.

 

“El tema de los semáforos está bastante al debe en la comuna. (…) Falta mayor modernización de muchos de estos instrumentos. (…) El analizado no permite tener un tiempo de reacción, que posibilite anticiparse al inesperado cambio de color. Esperamos que no tenga que pasar una fatalidad, para recién ahí comenzar a desarrollar las gestiones para su actualización”, precisó.

 

 

TERMINAL “EXTREMO”

 

Continuando con la revisión, se pasó a examinar el terminal de buses rurales Islajacoop, situado en Villagrán número 501, en donde se expuso las maniobras extremas que deben realizar  los transportes de pasajeros, tanto para ingresar como para salir del recinto.

 

Una de las acciones más riesgosas es cuando los buses salen de sus andenes, debiendo echar marcha atrás para posicionarse para salir del lugar, -incluso- rozando con su cola hasta la vereda de los transeúntes, situación considerada por el experto como muy grave.

 

“Esto sucede por el tamaño de los buses y el diseño inicial del lugar, haciendo que estos transportes tengan que tomar hasta las veredas para salir, lo que es completamente peligroso, pues los transeúntes no siempre van atentos a su recorrido”, enfatizó.

 

De igual modo, el director del Área de Prevención expuso acciones de riesgo que comenten los usuarios del citado terminal, quienes ingresan por lo que debiera ser la vía exclusiva para el ingreso y salida de los buses.

 

“La señalética y la vigilancia es insuficiente en el lugar. Eso puede explicar que la gente llegue y pase. Cuando ocurra un atropello, de seguro se reforzarán las políticas de seguridad”, resaltó.

 

 

ESQUIVANDO ESTRUCTURAS

 

Otro aspecto consignado en la revisión, fueron los vendedores ambulantes cercanos a la Vega Techada, quienes al montar y desmontar sus estructuras comerciales, muchas de ellas de fierro, comprometen la integridad de las personas que van circulando por el sector.

 

Al respecto el experto en prevención de riesgos, expuso que el lugar no es el más adecuado para la ubicación de los comerciantes.

 

“Esa vereda no está diseñada para colocar puesto allí. Se debería estudiar otro sitio, debido que es un riesgo inminente por la gran cantidad de personas que transita, principalmente, cuando los comerciantes montan sus locales”, detalló.

 

De la misma manera, el profesional expuso que de seguro se han constatado incidentes en el lugar, sólo que no han sido notificados.

 

“Me imagino que han pasado varios incidentes no reportados en estos lugares. Por eso es importante realizar una evaluación del peligro, porque detecta los riesgos potenciales y las medidas de control con antelación, que es un poco lo que estamos haciendo con este recorrido”, puntualizó.

 

 

BARRERAS EN QUILQUE

 

Siguiendo con el análisis y tomando en cuenta que nunca es suficiente cuando se trata de prevención, el experto en la materia puso “su ojo clínico” en las barreras que circundan el estero Quilque, las que en algunos sectores no tienen las protecciones inferiores, como en el sector cercano a la Vega Techada.

 

Esta situación para una persona promedio no debiera generar ningún problema, pero qué pasa si un niño pequeño se acerca a la orilla. Ante lo cual, el profesional expuso lo siguiente.

 

“Se debiera realizar una evaluación de peligro. De igual modo solicitar al municipio señalizar el peligro y modificar los resguardos y barreras, justamente por los más pequeños”, enfatizó.

 

 

CICLISTAS “FURIOSOS”

 

Otro aspecto abordado fue el nulo respeto de los peatones a las ciclovías presentes en la comuna, ya que estos transitan tranquilamente por las mencionadas vías exclusivas, exponiéndose a un riesgo de accidente, como comentó el experto.

 

“Es un tema que no está bien ordenado en la comuna, lo que genera un riesgo tanto para los ciclistas y peatones. (…) Vale mencionar que una bicicleta transita a una velocidad de 20 a 30 kilómetros, por lo cual chocar con una persona, puede llegar a lesiones graves hasta la muerte”, sostuvo.

 

 

PASEO SEMIPEATONAL COLÓN

 

Finalmente y quizá motivado por el reciente accidente sufrido por una mujer de 50 años, que falleció luego de complicaciones -presumiblemente- asociadas a una caída en el Paseo Semipeatonal Colón, el profesional de la gestión del riesgo puso su mirada en el mencionado lugar.

 

El especialista partió por demostrar su preocupación por los resaltos que hay en las veredas, puestos para evitar que los vehículos traspasen su sector.

 

“Quizás debiera ser un paseo peatonal completo, que no transiten vehículos, para poder sacar estas estructuras, que son bastante grandes, que si uno no se da cuenta, puede caerse y generar lesiones bastante graves, incluso, la muerte”, expuso.

 

Tras ello, el profesional destacó que más que el diseño, la poca mantención que ha tenido, lo ha convertido en un punto neurálgico del riesgo en la comuna.

 

“El litigio generó la mala mantención del paseo, lo que provocó la existencia de una infinidad de deterioros, que a la postre radicó en la gran peligrosidad para los transeúntes”, apuntó.

 

 

RIESGOS “FOR EVER AND EVER”

 

Cabe destacar que -obviamente- existen una infinidad de riesgos en la comuna, que no fueron recogidos en el presente reportaje, como por ejemplo la gran presencia de hoyos en calle Orompello, el cruce -prácticamente- mortal en calle Francisco Encina (Pallihue), y la intersección problemática de Villagrán con Rengo,  sin embargo, la intención de la nota es demostrar que los peligros están ahí, a vista y paciencia de todos, por lo cual es necesario que la comunidad sea más precavida y exija un mayor compromiso de las autoridades competentes.

 

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Peligros vialesprevención de riesgos

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes