lee nuestro papel digital

Reportajes

Warner Bros, prosperando discretamente, reestructura su propia historia

Brooks Barnes / © 2016 New York Times News Service


 Por La Tribuna

18-11-2016_20-04-12201-copia

BURBANK, California.- Detrás de los muros beige que rodean a los terrenos de la Warner Bros. aquí, Kevin Tsujihara ha estado reflexionando sobre la percepción en contra de la realidad, un tema clásico de la pantalla en Hollywood, pero el cual el estudio está experimentando ahora en la vida real.

Tsujihara, el director ejecutivo de Warner Bros., se encamina a ofrecer utilidades operativas récord este año, con las películas a la cabeza. Recientemente, Time Warner anunció que su división -casa de Batman, Clint Eastwood, Bugs Bunny, TheMiddle y TMZ.com- tuvo ingresos de 433 millones de dólares, un aumento del 12% respecto a un año antes. Su hermana corporativa HBO, en comparación, con 530 millones de dólares en utilidades, creció sólo 2%.

Sin embargo, muchos consideran a Warner Bros. una operación en problemas, una idea que Tsujihara piensa que se arraiga en una apreciación inadecuada de las amplias unidades de negocios del estudio y el efecto perdurable de problemas en la producción cinematográfica que han quedado en el pasado.“Discretamente, hemos estado teniendo un año asombroso”, dijo. “La narrativa, en general, no ha reflejado eso”.

Warner Bros. se ubica a la sombra de HBO, un consentido de los medios noticiosos y de Wall Street. Cuando AT&T aceptó comprar Time Warner por 85 mil millones de dólares recientemente, Warner Bros. fue en gran parte una nota al calce en el análisis de resultados, aun cuando el estudio, entre otras cosas, tiene en proceso prometedores servicios de streaming que involucran a Harry Potter y Batman, los cuales pudieran ser impulsados por la compañía de telecomunicaciones.

 

Entonces, ¿cómo puede Tsujihara corregir la narrativa?

La forma más segura es producir un éxito rotundo, y la división cinematográfica de Warner podría tenerlo en “FantasticBeasts and WheretoFindThem”. La película de 180 millones de dólares (sin incluir unos 150 millones de dólares en costos de mercadotecnia mundial) amplía el universo de Harry Potter de J.K. Rowling. La autora, quien escribió el guion de “FantasticBeasts”, anunció recientemente cuatro secuelas, una noticia que alegró a los fanáticos.

Pudieran seguir más éxitos. Durante el próximo año, Warner Bros. estrenará “WonderWoman”, “Kong: Skull Island”, “Justice League”, la cinta épica de guerra de Christopher Nolan “Dunkirk”, y dos películas de Lego animadas. Entre esos gigantes hay cintas de menor costo de la unidad New Line Cinema de Warner, como “Annabelle 2”, una película de terror.

Cuando se trata de relanzar a Warner como el gigante bien aceitado que él cree que es, Tsujihara también sabe que el estudio necesita hacer un mejor trabajo al contar su propia historia.

Los ejecutivos de Warner tienden a agacharse detrás de esos muros beige, lo cual permite que otros en Hollywood, especialmente aquellos que han dejado el estudio bajo circunstancias poco alegres, hablen por ellos, en ocasiones contribuyendo a la cobertura de medios noticiosos totalmente negativa.

Este año, por ejemplo, algunos reporteros y blogueros se deleitaron alegremente al golpear a Warner por la mala respuesta de la crítica a “Batman vs.Superman: Dawn of Justice” y “Suicide Squad”. Perdido entre las críticas, piensan Tsujihara y otros miembros de su equipo ejecutivo, ha estado el éxito financiero de las películas: entre las dos, “Dawn of Justice” y “Suicide Squad”, recolectaron 1.600 millones de dólares mundialmente.

Si se suma el éxito de taquilla este año de “Sully” y varias cintas de New Line de presupuesto modesto y expertamente comercializadas, incluidas “Central Intelligence”, “LightsOut” y “TheConjuring 2”, el estudio está en camino de tener uno de sus años más rentables de la historia.

En un momento en que rivales más pequeños como ParamountPictures y Sony PicturesEntertainment están pasando apuros, Warner Bros. se ha sentido frustrado de que su propio éxito económico no haya acaparado más atención. “La gente pasa por alto nuestra consistencia”, dijo Tsujihara.

¿Peroqué hay de esas malas reseñas de los superhéroes? A los analistas les preocupa que el impacto de películas menos que satisfactorias como “Dawn of Justice” pudiera sentirse a futuro, quizá cuando los consumidores sopesen si “Justice League” merece su dinero.

Tsujihara dijo que confiaba en que los cambios administrativos que ha estado haciendo (poniendo a un par de ejecutivos, Geoff Johns y Jon Berg, a cargo de las películas de superhéroes, por ejemplo) produzcan más fanáticos satisfechos. Con algo de suerte, incluso uno o dos críticos pudieran dejarse convencer. “Lo que realmente me hace sentirme confiado es que he visto ‘WonderWoman’ y es grandiosa”, dijo Tsujihara.

Anthony DiClemente, un analista de medios en Nomura, elevó recientemente sus estimaciones financieras del cuarto trimestre para Warner Bros., pero señaló que Time Warner “recibió exactamente cero preguntas” de los analistas en una reciente llamada de conferencia sobre ingresos en torno a su estudio, y la atención se dirigió más bien a la cadena de cable Turner y a HBO.

Warner Bros. muy probablemente afirmaría que los inversionistas no estaban mirando su operación al completo. Aunque las películas reciben la mayor parte de la atención, realmente conforman una parte pequeña de las actividades de negocios en general de Warner.

El estudio produce casi 80 series de televisión, incluida “Westworld” para HBO y “The Big BangTheory” para CBS. Warner tiene 10 programas difundiéndose esta temporada que están basados en personajes de DC Comics; esos programas por sí solos generan más de mil millones de dólares al año en ingresos, según Time Warner.

Warner Bros. también es uno de los fabricantes de videojuegos más grandes del mundo, produciendo títulos que incluyen a “Mortal Kombat” y “Lego Dimensions”. Mientras la mayoría de los rivales de Warner -Disney en particular- han pasado apuros para desarrollar una industria de juegos duradera, Warner Bros. InteractiveEntertainment es ahora lo suficientemente grande para compensar la debilidad cuando divisiones hermanas tienen un mal desempeño, como sucedió el año pasado cuando películas de Warner como “Pan” y “JupiterAscending” fracasaron.

El estudio es una fuerza digital creciente, y en junio formó una nueva división dedicada a manejar inversiones en cadenas en línea como Machinima (dedicada a juegos) y Uninterrupted (atletas profesionales), mientras acelera el despliegue deservicios estilo Netflix dedicados a superhéroes y, quizá, Harry Potter. “La combinación con AT&T nos permitirá ir directo al consumidor con marcas como DC incluso más rápidamente”, dijo Tsujihara.

Finalmente, Tsujihara ha actuado para fortalecer la división de juguetes y ropa del estudio contratando a una ex ejecutiva de Disney, Pam Lifford, para reformar Warner Bros. ConsumerProducts. Todas esas películas de “FantasticBeasts” juegan un gran papel en los esfuerzos de Lifford -una línea de producción de contenido constante es crucial para los compradores minoristas- como también para los planes de revitalización de otras marcas de Warner, incluidas las caricaturas de Looney Tunes.

Tsujihara dice que ve a los productos de consumo como “un verdadero motor del crecimiento”.

¿Esos esfuerzos ayudarán a Warner a convencer a los forasteros de verle más integralmente? Es poco claro. Pero al menos el jefe de Tsujihara lo ha notado.

“Kevin tiene una gran comprensión de cuán rápidamente está cambiando el comportamiento del consumidor y cómo la compañía está cambiando para satisfacer sus expectativas”, escribió Jeffrey L. Bewkes, director ejecutivo de Time Warner, en un correo electrónico.

“Lo que realmente me impresiona es cómo está rompiendo las barreras y promoviendo una mayor colaboración entre las unidades de negocios, lo cual está ayudando a la compañía a producir el tipo de contenido correcto, para las plataformas correctas, en el momento correcto”, concluyó.

 

Imagen: Kevin Tsujihara, CEO de Warner Brothers, en Warner BrothersStudios en Burbank, California, el 6 de marzo de 2014. Warner Brothers está en camino de conseguir un beneficio operativo récord este año y espera que esto ayudará a sacarlo de la sombra corporativa de HBO. (Emily Berl / The New York Times)

 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes