suscríbete al boletín diario

Reportajes

El complejo “transitar” del receptor de órganos en la provincia

Pese a ello, existen diversas instancias para motivar los procuramientos, fomentados por agrupaciones conformadas por personas trasplantadas.


 Por La Tribuna

07-10-2016_19-52-2313.0

 

Hace algunas semanas se conmemoró la Semana Mundial del Donante de Órganos en el Complejo Asistencial Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles, en donde más allá de la actividad de promoción, que es sumamente destacable, se evidenció -en base a los datos- que no hay mucho que celebrar en la provincia.

 

Lo anterior, porque en la zona no se llevan a cabo trasplantes de órganos, ya que sólo se desarrollan procuramientos, es decir, la extracción de órganos de donantes -vivos o muertos- para un eventual receptor en cualquier parte del país.

 

Esto significa que un paciente biobense que necesite con suma urgencia un trasplante de órganos, debe -necesariamente- ser trasladado a otra localidad del país, pues en la zona no existen aún los especialistas y los equipos necesarios para dicha tarea.

 

Por ejemplo, quienes necesitan de un trasplante de riñón deben ser derivados al Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción o al Hospital Higueras de Talcahuano, en donde se desarrollan este tipo de intervenciones.

 

Si ya se habla de un trasplante de órgano más complejo, como pulmón o corazón, simplemente el único destino es la región Metropolitana, en donde se encuentran concentrados los diferentes centros de trasplantes, como por ejemplo el Instituto Nacional del Tórax, o las clínicas privadas que cuentan con las tecnologías adecuadas.

 

Cabe destacar que se pretende -a futuro- desarrollar trasplantes en el Complejo Asistencial Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles, partiendo con el de riñones, sin embargo, hasta el minuto no existe una fecha definida.

 

 

DISMINUCIÓN DE PROCURAMIENTOS

 

Otro indicador que no es muy alentador y que no favorece la inversión pública en dotar de equipamiento a la zona, es la poca cantidad de donantes, ya que pese a un auspicioso 2015 con 5 procuramientos en el hospital base angelino, este año el número ha descendido -evidentemente- con sólo uno hasta la fecha.

 

Este dato que puede parecer bastante negativo, tiene múltiples causas, como contextualizó la enfermera coordinadora de la Unidad de Procuramientos del hospital base angelino, Lucía Estrada.

 

“Este año llevamos un donante efectivo, pero ha sido la única entrevista que se ha logrado hacer. Hemos tenido otros potenciales donantes, pero no hemos alcanzado hacer entrevistas, porque los órganos fallan y no podemos hacer nada más. Entonces siempre estamos jugando contra el tiempo, porque son personas fallecidas”, precisó.

 

Fuera de lo anterior, se suma que no siempre la familia respeta la voluntad de los donantes fallecidos. Vale recordar que actualmente existe la Ley de Donante Universal, en donde todos somos donantes a menos que expresemos lo contrario, sin embargo, se sigue consultando a los parientes como protocolo en los centros de Salud.

 

“Efectivamente la ley nos dice que todos somos donantes y que si no queremos debemos expresarlo por escrito, pero finalmente a la hora de producirse la potencial situación de donantes, es la familia la que debe mantener o respetar la decisión que se tomó en vida. Si los parientes manifiestan lo contrario, nuestros equipos no pueden ir en contra de eso”, argumentó el director del hospital base angelino, Brian Romero.

 

 

LA MARCHA QUE BUSCA APELAR A LA CONSCIENCIA

 

A pesar que el panorama de la donación de órganos no es el mejor en la provincia, esto no significa que no se sigan haciendo esfuerzos por motivar los procuramientos, al contrario el hospital base angelino sigue desarrollando instancias de promoción, a lo que se suman actividades organizadas por las propias personas trasplantadas.

 

Una de ellas es la “Caminata por la Donación”, organizada por la Agrupación de Trasplantados y Dializados de Los Ángeles, que repitiendo instancias pasadas, hoy sábado 8 de octubre desarrollará la actividad en la capital provincial.

 

Su presidente, Alonso Isla, comentó los detalles de la caminata, que busca apelar a la conciencia de todos los biobenses.

 

“La idea es que todos vayamos con una indumentaria de color verde, ya que nos identifica al representar la esperanza. La actividad comenzará a las 11:30 de la mañana en la entrada del hospital de Los Ángeles. Además, tendremos lienzos y afiches para recorrer las principales calles de la comuna, culminando con una actividad central en la Plaza de Armas, en donde lanzaremos globos al cielo, simbolizando nuestro agradecimientos a los donantes fallecidos”, relató.

 

Cabe contextualizar que por normativa las personas que reciben órganos no son informados de quienes fueron sus dadores, eso explica que los agradecimientos, como en este caso, se hagan de manera general.

 

 

EL RENACER DE TANIA

 

Si en la provincia de Biobío se debe poner un ejemplo de la complejidad de la donación de órganos, claramente viene a la mente el reciente caso de Tania Seguel, de 14 años, quien logró sobrevivir a una dura lucha contra la fibrosis quística, luego de convertirse en prioridad nacional para trasplante de doble pulmón.

 

La menor, que desde los 3 años debió enfrentar la enfermedad con prolongadas estadías en el Hospital de Nacimiento y el angelino, fue intervenida -de suma urgencia- a principio de año en la región Metropolitana, luego que apareciera un donante tras meses de espera.

 

Esta favorable circunstancia selló el destino de la menor, quien ahora puede correr e incluso andar en bicicleta, pasiones que desde niña se vio limitada por su enfermedad.

 

“Ahora puedo correr y caminar harto, sin que me canse. Además, puedo andar en bicicleta, cosa que me gusta hacer bastante y antes me veía limitada, porque tenía que estar conectada a un tubo de oxígeno”, relató.

 

Este renacer de la menor no sólo se proyecta en el presente, ya que cuenta las horas por volver al colegio y continuar con una vida normal.

 

“Ahora no estoy en clases, ya que no me pude matricular a mitad de año. Sin embargo, quiero regresar al colegio, pues quiero volver a ver a mis compañeras y profesoras. También pretendo estudiar, porque creo que ahora tengo una segunda oportunidad en la vida”, precisó.

 

Finalmente, la joven confesó a La Tribuna FinDe un anhelo que guarda desde el momento del trasplante, que es conocer la identidad de la persona que donó los órganos.

 

“Me gustaría saber quién fue la persona que donó los órganos, pues me encantaría ir a dejarle flores a donde esté, porque me regaló la posibilidad de seguir viviendo. También quisiera darle las gracias a su familia, pues permitió que yo pueda seguir aquí con mis papás y hacer las cosas que me gustan”, sentenció.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Donación de órganosHospital Base angelino

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes