viernes 22 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Publicontenido

Inician programa para diversificación de productos a partir de la avellana en Alto Biobío

Enel Generación Chile ha sido impulsor de esta importante iniciativa, en conjunto con la U. de Concepción, la comunidad El Avellano, la Municipalidad de Alto Biobío y Fundación Pehuén.


 Por VÍCTOR CONTRERAS

22-02-2018_19-54-011__13.1

En el marco de una rogativa pehuenche y con el avellano como principal protagonista de la ceremonia, se dio inicio al proyecto “Diversificación de productos desarrollados a partir de avellana chilena”, iniciativa que además ganó los fondos FIA, Fundación para la Innovación Agraria.

El evento, realizado en la comunidad pehuenche El Avellano, contó con la presencia del alcalde de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo; el decano de la Facultad de Ingeniería Agrícola de la U. de Concepción, José Luis Arumí, el gerente general de Enel Generación Chile, Valter Moro, y representantes de la comunidad.
 

Un mismo objetivo consiguió reunir el apoyo y el trabajo común de organismos públicos y privados para contribuir al desarrollo y autonomía de la comunidad El Avellano. La base de este trabajo es la avellana, pero el acento está en los productos derivados que se pueden elaborar a partir de este fruto y en el modelo de negocio que se puede implementar, junto con el crecimiento sostenible de las familias pehuenches.
 

La Universidad de Concepción está a cargo de la ejecución del programa, en el que también participan como promotores la Municipalidad de Alto Biobío, la comunidad indígena El Avellano, Fundación Pehuén y Enel Generación Chile.
 

Fernando Curriao, presidente de la comunidad El Avellano, se refirió a las proyecciones que tiene la comunidad con la puesta en marcha de esta iniciativa, “lo que queremos es proyectarnos hacia el desarrollo de la comunidad, que comenzó por lo más pequeño que son las máquinas y luego la aspiración que tenemos es la construcción de la sala de procesos de la avellana, y no tan sólo la avellana, sino también otros productos. Nuestra idea es seguir trabajando, la primera etapa fue capacitación, aprender a operar las máquinas, a producir y genera otros productos, pero ahora viene implementar nuestro conocimiento para procesar la avellana y sacarla al mercado”.

Asimismo, recalcó lo importante que es contar con perfeccionamiento y capacitación. “Para nosotros ha sido muy importante esto, de poder capacitarnos, cómo poder enfrentar el desarrollo y después poder individualizarnos como comunidad”, señaló.
 

Por su parte, Valter Moro, gerente general de Enel Generación Chile, señaló que esta iniciativa es un vivo ejemplo de desarrollo económico local que promueve Enel. “Este proyecto involucra a distintas organizaciones y redes, y pretende fortalecer la economía local, valorizando el cultivo tradicional local del avellano. Integrando elementos de técnica de elaboración, capacitación en administración y modelo de negocio, la comunidad podrá abordar un nuevo camino de crecimiento y desarrollo humano, profesional y económico”.
 

La directora ejecutiva de FIA, María José Etchegaray, destacó que con esta iniciativa se puede conseguir en el corto plazo tener la primera planta agroindustrial intercultural de Chile. “Esta iniciativa es una de las que definimos como virtuosas ¿Por qué virtuosa? Porque logran un modelo de articulación entre organizaciones e instituciones de mundos y cosmovisiones tan distintas como la empresa privada, la academia y las comunidades indígenas.

Éstas se transforman en los eslabones de una cadena que se une por medio de la transferencia tecnológica, es decir, mediante el enriquecimiento de todos sus actores gracias a esta alianza. Un modelo innovador y que, como indicó Valter Moro, altamente replicable no sólo a nivel nacional, sino internacional”, explicó.
 

La iniciativa, además, aportó a este método de asociatividad la habilitación de una sala de proceso agroindustrial, que permite aumentar el valor de la avellana chilena mediante la diversificación de productos y codiseñar un plan de negocios.
 

Son varias las fases que se han cumplido en este programa, que partió en 2016, con las primeras jornadas de capacitación y la construcción de un plan de comercialización. En abril de este año la comunidad recibió maquinaria para ayudar en el proceso de la avellana, así como en la instrucción para operarla. Luego, las familias postularon proyectos, que se adjudicaron en septiembre pasado.
 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes