lee nuestro papel digital

Noticias

Políticas Públicas del futuro podrían volverse paulatinamente más participativas

La experiencia internacional ha demostrado que realizar este tipo de consultas fortalece a la ciudadanía, cuanto se involucran en las políticas del Estado y a las instituciones.


 Por Jorge Guzmán B.

am 3 2405
Realizar consultas ciudadanas y la entrega de mayores oportunidades y herramientas educacionales son procesos que se pueden desarrollar en paralelo para guiar países hacia el desarrollo.

Un analista en materia política dijo que la consulta ciudadana sobre comercio exterior da luces de un Estado chileno que busca modernizarse a través de este ejercicio, que si bien no será vinculante, podría sentar un precedente en Chile sobre la forma de hacer política en el país y cambiar esta en el futuro.

El cientista político, Bryan Smith, dijo a diario La Tribuna que “en primera instancia es importante destacar que los métodos de participación ciudadana son bastante de las democracias modernas, más avanzadas, que buscan que la ciudadanía tenga mayor participación y mayor injerencia en las políticas públicas”. Smith contó que “en el caso de las consultas ciudadanas asociadas a Comercio Exterior son bastante nuevas, hay bastante poca experiencia en el mundo, de hecho en el caso de Chile, la subsecretaría de Relaciones Internacionales se ha mantenido en contacto con las autoridades pertinentes de Nueva Zelanda, que ya tuvieron experiencia en este tipo de consultas ciudadanas”. El caso Neozelandés, de acuerdo a lo explicado por el cientista político, se puso en práctica “también para poder diseñar la política de comercio exterior junto a la ciudadanía”. Bryan Smith explicó que las posibilidades en este tipo de instancias “pueden ser consultivas, meramente para conocer las percepciones ciudadanas y la otra, que es vinculante, donde la ciudadanía toma decisiones sobre las consultas que se les hace y que no es posible cambiar”.

ENCUESTA CAMBIARÍA CÓMO SE HACEN POLÍTICAS PÚBLICAS

Según el experto en análisis político, “lo que está planteando la subsecretaría es una consulta ciudadana, que tiene por objetivos identificar las percepciones de la ciudadanía sobre la actual política comercial chilena para recibir propuestas y definir los lineamientos que formarán la política comercial de Chile”. Por otra parte, Smith indicó que “en segunda instancia se quiere diseñar una política comercial que, en conjunto con otras políticas públicas, contribuya a un desarrollo con mayores niveles de productividad, ecológicamente sustentable y que promueva la inclusión y la equidad, que son los objetivos que persigue esta consulta ciudadana”. El cientista político indicó que “la consulta es para levantar insumos, las necesidades y percepciones de la ciudadanía frente a la política de comercio exterior de Chile”. “Los resultados que pueda tener la consulta, ya sean positivos o negativos, son relativos a cómo el Gobierno canalice los intereses y la información levantada desde la ciudadanía para transformarla en políticas públicas”, indicó el cientista político. Bryan Smith reconoció que “para las instituciones que tienen una tradición de cómo hacer la política pública es difícil aceptar paradigmas de participación más directa”.

“La participación ciudadana tanto vinculante como no vinculante es fundamental, sobre todo en tiempos donde la ciudadanía exige mayor injerencia en la toma de decisiones de políticas públicas”, dijo el cientista político. “En la búsqueda de que se escuchen sus opiniones hay varios caminos, uno de esos es justamente este tipo de instancias que genera una cultura participativa que empodera a las instituciones y a las personas”, explicó Smith. Lo que perseguiría la iniciativa pública según el analista es “legitimar la política comercial exterior de Chile, acorde a las opiniones ciudadanas, pero al no ser vinculante es un ejercicio de participación, que a futuro seguramente será cada vez más intenso”. Respecto a la experiencia demostrada en zonas donde este tipo de consultas es común, el analista indicó que “cuando los países comienzan a curtir la práctica de la consulta constante, en plebiscitos, consultas ciudadanas  referéndum, la idea es que decisiones cada vez más grandes se tomen en forma democrática y participativa”. Lo anterior fue graficado por el entrevistado en el caso suizo: “Ahí hay muchas instancias donde la ciudadanía puede participar directamente en la toma de decisiones, ya sea en políticas públicas internas o iniciativas de ley en el poder legislativo, por lo que estas instancias buscan empoderar a la ciudadanía y generar una cultura de participación constante lo más amplia posible”.

SE DEBE ACORTAR LA BRECHA EDUCACIONAL EN PARALELO A CONSULTAS

Bryan Smith agregó que “hay países, como se da en el caso suizo, donde las decisiones plebiscitadas son vinculantes y cuando se logra la mayoría sobre el tema el poder político debe ejecutar lo planteado por la mayoría”. “Suiza es mucho más desarrollado que Chile y la comparación muchas veces es injusta, dadas las diferencias entre un país y otro, pero para acortar esas brechas debemos trabajar como país otorgando más oportunidades para que la gente se eduque y pueda lograr un desarrollo cultural y democrático mucho más avanzado”, dijo el cientista político. “Otorgar más oportunidades y herramientas culturales es fundamental, pero eso y las consultas pueden correr de forma paralela. Entregando herramientas educacionales y abriendo instancias para que la ciudadanía comente, que estén interesados en los distintos temas que se traten”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
consulta ciudadana comercio exteriorconsulta ciudadana comercio exterior chileparticipacion politicaparticipacion politica chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes