jueves 22 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Alto Bío Bío

Pehuenches residentes denuncian agresiones por parte de comuneros que mantienen toma del Fundo Los Guindos

Robos, amenazas, agresiones psicológicas son sólo algunas de las denuncias que realizaron familias que han vivido generaciones en el sector y que no comparten la medida de presión de sus pares. La autoridad, mostró su preocupación por el tema.


 Por Benjamín Ahumada

03-02-2019_23-57-311__4.1.jpg

Las demandas de reinvindicación de territorios por parte de la Nación Mapuche no pasan desapercibidas ante nuestras autoridades.

Desde los actos más extremos como son los ataques incendiarios, hasta las mesas de diálogo que conforman junto a las instituciones siempre están presentes, sin embargo existen familias que sienten la presión de sus pares y se sienten intimidados por buscar una salida distinta a lo que se conoce como “El conflicto Mapuche”.

Hace algunas semanas el gobernador de Biobío encabezó una reunión donde contó a un grupo de comuneros de Ralco Lepoy, la intención del Estado para comprar los terrenos del Fundo Los Guindos, esa cita fue en Los Ángeles.

Tras ello se organizó un nuevo encuentro, esta vez en la comuna cordillerana y con una visita al lugar que prentende ser comprado.
Allí, Fica conoció una nueva realidad, la de los comuneros que no comparten la violencia y que sienten el miedo, por querer actuar distinto.

EL CASO DISTINTO

Para efectos de este artículo, la mujer que realiza la denuncia será identificada como Marisol, pues pidió su anonimato, en paralelo y fuera de micrófono, otros afectados relataron su sufrimiento al gobernador, Ignacio Fica.

“El problema más grande que tenemos es que nos están acorralando, llega gente a poblarse donde nosotros habitábamos. Nosotros teníamos con candado el portón y ellos rompen cadenas, todo y se instalan y construyen casas. Ya construyeron una casa . No nos dejan salir, nos comen los corderos, se nos están perdiendo los vacunos y eso antes no pasaba.

Ahora nosotros queríamos sacar para la veranada, pero no podemos, porque ellos no nos dejan. Nos sentimos acorraldos, discriminados, hemos vivido toda la vida aquí”, relató la denunciante.

Marisol agregó que “es gente que uno la conoce, andan niños. Desde mi punto de vista lo veo “tirado de las mechas”, porque le están dando un mal ejemplo a esos niños y nos siguen acorralando. Ya estamos desesperados, porque nosotros a ellos no los molestamos, porque pobre podemos ser, pero no nos ensuciamos las manos en las cosas de ellos, pero ellos sí con lo nuestro”.

Con miedo, la mujer fue contando que “es muy triste, para el que no lo ha vivido nunca. Uno vive con miedo, no se puede dormir ni comer tranquilo por el miedo a que nos hagan algo. Nos dieron un ultimatún, nos dieron dos meses para desalojar el fundo, porque ellos dicen ser los dueños, cosa que no hicimos, porque no podemos, nos podemos llegar y salir, no podemos vivir en el aire. Nosotros tenemos la calidad indígena, muchos han nacido y se han criado dentro del fundo Los Guindos y en estos momentos ellos quieren que dejemos el lugar para quedarse aquí”, acusó la afectada.

LA VISIÓN OFICIAL

Ya van dos reuniones del gobernador Ignacio Fica con la comunidad que mantiene tomado el Fundo Los Guindos, una en Los Ángeles y la otra en Alto Biobío, donde se conocieron las denuncias de los pehuenches que viven atemorizados.

Al respecto, Fica dijo que: “sostuvimos una reunión con ellos y uno de los temas tratados fue, justamente, el escenario hostil que se ha formado en torno al Fundo Los Guindos”.

Para entender el tema, la autoridad de gobierno aclaró que “hay que contextualizar que son familias que llevan generaciones viviendo allí y plantean su problemática haciendo mención que han recibido agresiones sicológicas, amenazas y robos, según me comenta otro propietario del sector”.

Sobre el futuro de las negociaciones, Fica fue tajante y reconoció que sin respeto, las cosas pueden fallar: “lo que más hemos recalcado en este proceso de recuperación de tierras es trabajar de forma ordenada, pero también de forma muy respetuosa con las comunidades y con sus autoridades, porque entendemos que con respeto vamos a llegar a buen puerto, pero cuando se pierde ese norte, nosotros nos vemos en la obligación de ir cerrando canales, porque si hay algo en lo que siempre vamos a estar a favor es en el respeto y el diálogo y no con estas situaciones que nos han contado estas familias”.

Las demandas de reinvindicación de territorios por parte de la Nación Mapuche no pasan desapercibidas ante nuestras autoridades.

Desde los actos más extremos como son los ataques incendiarios, hasta las mesas de diálogo que conforman junto a las instituciones siempre están presentes, sin embargo existen familias que sienten la presión de sus pares y se sienten intimidados por buscar una salida distinta a lo que se conoce como “El conflicto Mapuche”.

Hace algunas semanas el gobernador de Biobío encabezó una reunión donde contó a un grupo de comuneros de Ralco Lepoy, la intención del Estado para comprar los terrenos del Fundo Los Guindos, esa cita fue en Los Ángeles.

Tras ello se organizó un nuevo encuentro, esta vez en la comuna cordillerana y con una visita al lugar que prentende ser comprado.

Allí, Fica conoció una nueva realidad, la de los comuneros que no comparten la violencia y que sienten el miedo, por querer actuar distinto.

EL CASO DISTINTO
Para efectos de este artículo, la mujer que realiza la denuncia será identificada como Marisol, pues pidió su anonimato, en paralelo y fuera de micrófono, otros afectados relataron su sufrimiento al gobernador, Ignacio Fica.
“El problema más grande que tenemos es que nos están acorralando, llega gente a poblarse donde nosotros habitábamos. Nosotros teníamos con candado el portón y ellos rompen cadenas, todo y se instalan y construyen casas. Ya construyeron una casa . No nos dejan salir, nos comen los corderos, se nos están perdiendo los vacunos y eso antes no pasaba. Ahora nosotros queríamos sacar para la veranada, pero no podemos, porque ellos no nos dejan. Nos sentimos acorraldos, discriminados, hemos vivido toda la vida aquí”, relató la denunciante.
Marisol agregó que “es gente que uno la conoce, andan niños. Desde mi punto de vista lo veo “tirado de las mechas”, porque le están dando un mal ejemplo a esos niños y nos siguen acorralando. Ya estamos desesperados, porque nosotros a ellos no los molestamos, porque pobre podemos ser, pero no nos ensuciamos las manos en las cosas de ellos, pero ellos sí con lo nuestro”.

Con miedo, la mujer fue contando que “es muy triste, para el que no lo ha vivido nunca. Uno vive con miedo, no se puede dormir ni comer tranquilo por el miedo a que nos hagan algo. Nos dieron un ultimatún, nos dieron dos meses para desalojar el fundo, porque ellos dicen ser los dueños, cosa que no hicimos, porque no podemos, nos podemos llegar y salir, no podemos vivir en el aire. Nosotros tenemos la calidad indígena, muchos han nacido y se han criado dentro del fundo Los Guindos y en estos momentos ellos quieren que dejemos el lugar para quedarse aquí”, acusó la afectada.

LA VISIÓN OFICIAL

Ya van dos reuniones del gobernador Ignacio Fica con la comunidad que mantiene tomado el Fundo Los Guindos, una en Los Ángeles y la otra en Alto Biobío, donde se conocieron las denuncias de los pehuenches que viven atemorizados.
Al respecto, Fica dijo que: “sostuvimos una reunión con ellos y uno de los temas tratados fue, justamente, el escenario hostil que se ha formado en torno al Fundo Los Guindos”.
Para entender el tema, la autoridad de gobierno aclaró que “hay que contextualizar que son familias que llevan generaciones viviendo allí y plantean su problemática haciendo mención que han recibido agresiones sicológicas, amenazas y robos, según me comenta otro propietario del sector”.
Sobre el futuro de las negociaciones, Fica fue tajante y reconoció que sin respeto, las cosas pueden fallar: “lo que más hemos recalcado en este proceso de recuperación de tierras es trabajar de forma ordenada, pero también de forma muy respetuosa con las comunidades y con sus autoridades, porque entendemos que con respeto vamos a llegar a buen puerto, pero cuando se pierde ese norte, nosotros nos vemos en la obligación de ir cerrando canales, porque si hay algo en lo que siempre vamos a estar a favor es en el respeto y el diálogo y no con estas situaciones que nos han contado estas familias”.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes