miércoles 20 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Política

“Ninguna asociación de lecheros me ha representado alguna preocupación”

La máxima autoridad provincial dijo que no ha recibido ningún planteamiento de productores locales en relación con la supuesta crisis que vive el sector, aunque reconoció que en conversaciones particulares que ha sostenido con agricultores lecheros “se sabe que la situación que están viviendo no es buena”.


 Por JUAN PABLO VERGARA

27-09-2017_17-38-401__4.1

El presidente de Aproleche Biobío, Darío Arévalo, dio a conocer a principios de agosto el triste balance que experimenta su sector: en lo que va del 2017 un total de 22 pequeñas lecherías han cerrado en la provincia de Biobío.

 

En dicha ocasión, el dirigente manifestó la preocupación que mantienen los productores locales, por el avance desmedido de las importaciones lácteas y su impacto en el mercado interno.

 

Para transmitir esto a las autoridades, es que su asociación se unió a Fedeleche, para concurrir el pasado 12 de septiembre a Valparaíso y participar de una nueva sesión de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados.

 

En contraste, a nivel provincial autoridades como el gobernador Luis Barceló manifestaron que no han recibido ningún planteamiento en este sentido por parte de representantes del sector lechero.

 

“A mí personalmente como autoridad de gobierno nadie me ha representado, ninguna asociación de productores lecheros, esta situación en términos formales, no me han pedido una reunión, no me lo han hecho saber oficialmente, no obstante, eso, obviamente, en las conversaciones particulares que uno tiene con algunos agricultores lecheros sabe que la situación que están viviendo no es buena”, contestó la máxima autoridad provincial al ser consultada sobre el tema.

 

En cuanto a posibles medidas que puedan adoptarse para ir en apoyo de la actividad, el gobernador declaró que “este es un tema eminentemente técnico que tiene su fundamento en una economía liberal, de libre mercado, en la cual juegan los precios de oferta y demanda, que tienen que ver con los precios internacionales (…) la mayor importación de leche, la mayor oferta que produce esto tiende a bajar los precios, pero eso no es un tema que pueda ser corregido, porque forma parte de la economía que tenemos en nuestro país”, opinó.

 

No obstante, agregó, “eso no significa que el gobierno no se preocupe. Estaba conversando con el seremi de Agricultura, Rodrigo García, me dice que tienen una serie de programas alternativos, formas indirectas de ayudar al productor lechero de alguna forma a mitigar los efectos de la baja del precio de la leche”, indicó.

 

SEREMI DESCARTA CRISIS

Precisamente, respecto a las medidas que maneja el gobierno para hacer frente a las inquietudes manifestadas por el gremio lechero, el seremi de Agricultura, Rodrigo García, en entrevista con Diario La Tribuna descartó hablar de crisis y entregó cifras que avalarían su afirmación.

 

“En junio y julio la recepción de leche ha disminuido 4,1% y un 4,3%, respectivamente (respecto a los mismos meses del año pasado). Sin embargo, en lo acumulado del año, se tiene que la recepción de láctea mayor es 3,3% superior a lo acumulado a julio del año pasado. Esto demuestra que la oferta no ha caído, lo que nos impide referirnos a esta dinámica como propia de una situación de crisis”, detalló.

 

Complementó lo anterior indicando que “con respecto al precio al productor, en julio del presente año el precio pagado ha aumentado 7,7% en relación con julio del 2016. En lo que va acumulado del año el precio productor se ha incrementado en 8,1%”, sostuvo.

 

García mencionó las iniciativas que el gobierno ha impulsado para ir en ayuda del sector lechero, entre las que se encuentran el Programa de Suelos degradados, orientado a mejorar la potencialidad y sostenibilidad del recurso suelo, destacándose prácticas de corrección de fósforo, enmiendas calcáreas, establecimiento y regeneración de praderas, además, de activar el subprograma de emergencias a través del establecimiento de praderas suplementarias; el Apoyo al Riego de Praderas y Cultivos Suplementarios, en particular, para la agricultura familiar campesina a través de Indap y la Comisión Nacional de Riego a través de la Ley 18.450; y el Apoyo al Sector Lechero de la Agricultura Familiar Campesina, a través de cuatro líneas principales: asesorías para el desarrollo de capacidades, Incentivos para financiar infraestructura productiva, créditos de corto y largo plazo para financiar capital de trabajo e infraestructura y programas especiales de mejoramiento genético, inseminación artificial, gestión lechera, gestión de emergencias, entre otras medidas.

 

El seremi de Agricultura también se refirió a la baja de precios denunciada por los productores locales.

 

“En julio último el precio medio productor en Chile fue de USD 0,36 por litro de leche. Este nivel es muy inferior al precio medio en Brasil (USD 0,42), pero resulta más alto que los de Uruguay (USD 0,35) y Argentina (USD 0,33), países exportadores de lácteos a nivel mundial”, explicó.

 

“Por otra parte, a nivel nacional, efectivamente, en la región de Biobío el precio al productor acumulado a julio del presente año registra una baja de 2,1%. Sin embargo, de acuerdo con cifras de Odepa, se aprecian alzas en las regiones Metropolitana (7,4%), de La Araucanía (7,5%), Los Ríos (11,5%) y Los Lagos (9,1%). A nivel agregado nacional, el precio al productor de la leche registra un incremento de 8,1%, hasta julio del presente año. Esto obliga a observar con detención la anomalía que se observa en la región del Biobío”, agregó.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes