suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Cámara de Comercio angelina y senador Harboe enfrentados por el nuevo sueldo mínimo

Walter Aránguiz culpa al gobierno por la medida, mientras que el parlamentario llama a los dirigentes gremialistas a no emitir declaraciones que no sean las encomendadas por sus asociados.


 Por La Tribuna

03-01-2017_20-17-539.1

Una de las grandes peleas de los últimos meses en la política, fue la discusión del siempre polémico sueldo mínimo. Mantener al límite un salario digno para los trabajadores, con uno que mantenga la estabilidad económica para un negocio, siempre es difícil y genera diversos quiebres en la política.

La idea del gobierno ha sido incrementar progresivamente el salario en cuatro pasos.

A partir del 1 de julio del año pasado, el ingreso pasó de 250 mil a 257.500 pesos, es decir, aumentó 7 mil 500 pesos.

Por lo mismo, y según lo programado por las autoridades, el 1 de enero de 2017 comenzó a regir una nueva alza en el sueldo mínimo de los chilenos. El pago se incrementó esta vez en 6.500 pesos, pasando de 257.500 a 264 mil pesos.

Lo anterior, ha generado polémica debido al bajo monto en que se aumenta la mensualidad, y lo poco que puede hacer una persona con sólo 6 mil 500 pesos más. Y es mayor el problema si se considera a quienes son el sustento de un hogar.

En ese sentido, las autoridades locales no estuvieron ajenas a la realidad nacional, y se manifestaron respecto a la propuesta impulsada por el gobierno.

El presidente de la Cámara de Comercio de Los Ángeles, Walter Aránguiz, fue duro con la medida y el gobierno, y aseguró que “siempre es bueno que la gente tenga la posibilidad de ganar un poco más y 6 mil 500 pesos, aunque no es mucho, cuesta (pagar) para un comerciante cuando tiene 2, 3, 4 o 5 trabajadores, tiene que aumentar sus niveles de venta. No es mucho, pero a los pequeños comerciantes les afecta un poco y hoy día como está la economía, como la Presidenta de la República tiene a nuestro país casi destrozado, realmente afecta”.

A su vez, comentó que el problema de todo, se origina porque los índices de venta han bajado en el último tiempo, lo que no hace sostenible un aumento de este tipo.

Al mismo tiempo, declaró que “nosotros siempre quisiéramos que nuestros trabajadores ganaran más, y eso se va a lograr en la medida que nuestro país esté en condiciones de poder generar mayores ventas, y para eso tenemos que tener un país económicamente sano”.

Respecto a un eventual culpable, el presidente de la Cámara de Comercio angelina centró todo el problema en el actual gobierno, y argumentó que “con el gobierno anterior estábamos creciendo sobre un 5,5% y hoy día lo hacemos en menos del 2%, entonces la culpa de que tengamos más empleos precarios, que estén disminuyendo los puestos de trabajo, es netamente del gobierno actual y la Nueva Mayoría”.

A ello, adicionó que el panorama se complica si se considera que con la reforma tributaria aumentaron los impuestos, y que a partir de este año se verán afectados por las nuevas alzas previstas.

“Los comerciantes no han asociado todavía lo que es la reforma tributaria, que va a producir un gran impacto que a partir del 2017 vamos a empezar a ver, por lo tanto, el culpable de todo esto fue la negligencia que tuvo el gobierno de la Nueva Mayoría en todas las transformaciones que quiso hacer, sobre todo en el orden económico”, enfatizó.

 

HARBOE OPINÓ Y RESPONDIÓ A ARÁNGUIZ

Quien tampoco estuvo ausente con su visión, fue el senador del PPD, Felipe Harboe, quien recordó que sin bien el alza es pequeña, son montos que van creciendo gradualmente.

“Estamos hablando en que en un año y medio vamos a estar subiendo de 250 mil a 276 mil pesos. Obviamente a todos nos gustaría que el sueldo mínimo tuviera un alza mayor, pero el problema es que tenemos que compatibilizar esto con las pequeñas y medianas empresas, que son las que pagan el mínimo”, dijo.

Respecto a los dichos de Aránguiz, el parlamentario sostuvo que “esas son opiniones más bien políticas, y creo que al país le haría bien que los dirigentes gremiales siguieran opinando principalmente de los temas propios que le ha encomendado sus asociados”.

A su vez, argumentó que la provincia de Bío Bío se ha visto beneficiada con proyectos de infraestructura pública, que ha significado el incremento considerable -dijo- de la economía local.

Asimismo, explicó que “en este caso es cuando el gobierno, a través de las obras públicas y de vivienda ha reactivado al sector del comercio. Aquí se requiere una ayuda de todos”.

En respuesta a la eventual baja en las ventas, Harboe fue enfático en declarar que no es lo que dicen las estadísticas, puesto que fue el propio presidente de la Cámara Nacional de Comercio quien le comentó del alza en la cantidad de transacciones.  

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Cámara de ComercioFelipe HarboeLos ÁngelessenadorSueldo mínimoWalter Aránguiz

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes