suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Cuestionan adjudicación por 107 millones a empresa donde trabaja el esposo de la Jefa de Gabinete de Krause

Joaquín Sanhueza, Concejal de Laja, entregó a la Tribuna documentos que evidenciarían las nuevas faltas administrativas. En los documentos de mercado público, la oferta para la construcción de una plaza fue de 67 millones, sin embargo, la orden de compra se emitió por 107.


 Por La Tribuna

livii

Un nuevo reclamo contra los procesos de licitación enfrenta la administración de Esteban Krause. A los cuestionados procesos conocidos por la opinión pública durante el verano, con los eventos para las fiestas costumbristas y la cancha de rayuela de “La Casa de Todos”, esta vez, un proyecto para la construcción de la Plaza General Bernales en Paillihue al sur de la ciudad, genera controversia entre los ediles, debido a que el esposo de la jefa de gabinete del alcalde, figura en un importante cargo en la compañía que se adjudicó la licitación.

Para comprender la presunta irregularidad, La Tribuna, accedió a una serie de documentos, extregados por Joaquín Sanhueza, que demostrarían, según él, este nuevo problema.

El 27 de noviembre de 2014, se realizó un llamado a ofertar la construcción de la plaza General Bernales – con numero 2408-1370-LP14 –la que adjudicó el 18 de marzo de este año.

Por su parte, el documento disponible en Mercado Público,  indica que la municipalidad dispone de $110.000.000 para realizar la obra.

En este sentido y de acuerdo al acta de la comisión evaluadora del proceso, con fecha 22 de diciembre del 2014 y que fue integrada por Sylvia Sepúlveda, Directora de la Dirección de Medio Ambiente; Pedro Parra, Director de la Secretaría de Planificación; Alexis Campos, Administrador Municipal y Rene Delgado, Jefe de Aseo y Ornato, se indica en la página 2 del documento – apartado 4 de análisis de las ofertas – que la Constructora y Procesadora de Maderas Treatedwood Ltda, cumplió con los requisitos, obtuvo 70 puntos en la evaluación y por ende se adjudicó la cantidad de $107.416.265 para la construcción.

Sin embargo, la Resolución del Acta de Adjudicación con fecha 16 de febrero del 2015, señala que el monto total adjudicado es muy inferior, es decir, $67.868.999. pese a que el decreto se formuló por el montó de los 107.

Al respecto, Joaquín Sanhueza, concejal de Laja, quien realizó la denuncia, señaló que, “la orden de compra fue emitida el 18 de marzo a las 13:23 minutos y tres horas después ya estaba aceptada, entonces yo creo que la empresa fue poco transparente porque se prestó para algo ilegal, debido a que si su postulación fue por 67 millones, ¿por qué aceptan una orden de compra por 107 millones? No actuaron de buena fe, sabiendo que la municipalidad comete un error, ellos aceptan el mismo 18 de marzo, con una rapidez impresionante, a los 17:33 minutos aceptan la orden de compra, ya que fue enviada a las 13:23 horas por Pedro Parra”, evidenció.

Por otro lado, argumentó que un funcionario público participa en el proceso de adjudicación con dos cargos diferentes. “El administrador firma como alcalde subrogante, es decir, el señor Alexis Campos, y después como administrador municipal participando en la evaluación, entonces es impresentable que aparezca en la comisión de la evaluación y luego sea el mismo el que adjudica. Cómo ninguno de ellos se dio cuenta que estaba adjudicando por más dinero el proyecto”.

ENTRE FAMILIA

Otro de los elementos que se destacan en esta licitación, es referente a la empresa Procesadora de Maderas Treatedwood Limitada, Gerente de Ventas según el Directorio Industrial de la Celulosa, Madera y Papel, figura Francisco Gavilán y según su propio Facebook, Gavilán es Subgerente de la mencionada empresa, y también esposo de Ximena Arias, actual jefa de gabinete y uno de los brazos de mayor confianza del Alcalde Esteban Krause, ya que su departamento es la unidad municipal de apoyo, coordinación y colaboración administrativa directa de la autoridad.

Frente a esta cuestionada relación directa, Joaquín Sanhueza argumentó que la situación ya es impresentable. “Aquí se le dieron todas las facilidades a esta empresa, para adjudicar una licitación que ni siquiera está dentro de los parametros de la ley. Esto no puede ser un error administrativo”.

Por su parte, la concejala Teresa Stark informó que la situación es complicada. “Cuando yo vi en Mercado Público, la oferta de la empresa por 67 millones y algo, y después aparece otro valor, me sorprende, no me cuadra, se aleja mucho de los 107 millones con IVA. La presentación que se nos hace en la comisión finanzas, el monto es de los 107, pero no es el mismo que aparece en el resumen de ofertas disponible en el de Mercado Público”.

Sobre las supuestas seguidillas de errores en las licitaciones Stark declaró que, “hace mucho rato que vengo diciendo que aquí hay un desorden administrativo, esto suma y siga, estoy sorprendida y preocupada, ya que esto pasó por el concejo y nosotros aprobamos las licitaciones. Esto a mí no me cuadra, nosotros confiamos en los organismos técnicos, y aquí vemos que no están haciendo su trabajo, están dejando pasar estos errores, así que el llamado es a ordenar la casa”, declaró.

“Me pareció desagradable ver que se adjudicaba a la empresa Treatewood”, así lo describió la edil Myriam Quezada el proceso de licitación. “Nos esteramos que el subgerente de la empresa, es el conyugue de Ximena Arias, es por eso que nosotros le solicitamos el 9 de febrero, un informe a la directora de control de la municipalidad, solicitando tomar las providencias del caso, antes de que siguiera la licitación. Nos informaron que el vínculo no era relevante desde el punto de vista legal”, puntualizó Quezada.

Por otro lado, informó que todo puede estar ajustado de derecho, pero “igual es funcionaria a contrata grado 9, por lo tanto eso, llama la atención porque ella es una influencia directa, entonces hay varias licitaciones que han pasado a esta constructora. Puede que estemos en una línea muy fina, aquí hay un tema ético. El momento que estamos viviendo como país es crítico, en donde el tráfico de influencias así como la moral y la transparencia, están en tela de juicio, y la verdad que con justa razón. Cuando las personas asumen un compromiso como funcionarios municipales, y más aún con el alcalde, deben responder a cabalidad, y en todo minuto”.

Agregó que la mayor cantidad de situaciones son del entorno de Krause. “Sorprende que la mayor parte de estos hechos, provienen del círculo cercano del alcalde y eso llama mucho la atención ya que, ¿hay una deslealtad con el alcalde? O ¿cómo responden a la confianza otorgada? Se supone que para esto, él tiene sus asesores, para que a la autoridad le entreguen los antecedentes. Para los errores existe una marcha blanca de 6 meses, pero a esta altura ya no cuentan” sentenció Quezada.

 

 

RESPUESTA MUNICIPAL

El Departamento de Comunicaciones de la municipalidad informó que, entre el vínculo de la Jefa de Gabinete Ximena Arias y su esposo que trabaja como empleado de la Empresas Treatewood, “no existe impedimento legal alguno y menos falta a la probidad administrativa en este tema”.

El mencionado departamento entregó una copia a La Tribuna del Informe de Control, con orden N°90 y con fecha del 24 de marzo, donde se informa que Ximena Arias Montoya cumple funciones en la planta de profesionales de la Municipalidad y no en la Planta de Directivos. Además, no es integrante de la Comisión de evaluación de ofertas, sumado a que Francisco Gavilán no es el representante legal de Treatewood Ltda.

Sobre los valores que no coinciden, la municipalidad informó que, en la construcción de la plaza General Bernales, “según bases, términos técnicos y especificaciones técnicas, evaluó el monto según el anexo económico (nº5), donde la Empresa postuló por una cifra de $107.416.625 IVA Incluido y un plazo de ejecución de 105 días”.

 

La Tribuna tomó contacto con los especialistas del Portal de Mercado Público, quienes ante los hechos informaron que la empresa según las bases debe acatar el pacto de integridad, en donde, en el compromiso 4 se señala que, “El oferente se obliga a revisar y verificar toda la información y documentación, que deba presentar para efectos del presente proceso licitatorio, tomando todas las medidas que sean necesarias para asegurar la veracidad, integridad, legalidad, consistencia, precisión y vigencia de la misma”.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes