martes 17 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Alto Bío Bío

Lonko de la comuna Malla Malla denuncia abandono del Estado

El dirigente Segundo Suarez acusó a las autoridades de dejar sin escuela a 120 niños.


 Por PIA SALCEDO

loook

Pía Salcedo Garcés

Con evidente molestia, el lonko de la comunidad Malla Malla, Segundo Suarez, arribó a la ciudad  de Los Ángeles para reclamarle a la Seremi de educación una escuela en la comunidad, ya que, según informó, en la zona se cuenta con un predio para construir el inmueble.

El comunero relató que el 16 octubre de 2014, las autoridades de Educación, de Obras Públicas y el intendente se comprometieron para ayudarlos. “Cuando estábamos dialogando la propuesta de entrega de tierras, quedaron de ir a la comunidad y ver en terreno lo que necesitamos”, expuso.

Suarez reveló que de manera urgente requieren un recinto educacional para Malla Malla. “Son más de 120 niños que no tienen escuela desde 2001, que fue cuando la Fundación Juan XXII dejó el lugar. Comprendo que ellos tienen intereses económicos, pero el Estado está obligado a dotarnos de espacios educativos. Los seremis y el intendente se burlaron de nuestra comunidad”, sentenció.

El dirigente contó a La Tribuna que el lunes 24 de febrero los representantes del Ministerio de Educación, así como de Obras Públicas se comprometieron a ir a la comunidad en Alto Bío Bío. “Las autoridades dijeron que iban a ir, nosotros reunimos a la gente en la sede social que tenemos, y fue una vergüenza, por tercera vez se rieron de nosotros. Nadie llegó. No supe qué decirle a los vecinos. Se supone que iban a inaugurar un tema de transporte y a ver lo de la escuela, pero ahora estamos en nada”.

Debido a las falta de respuesta del Gobierno, Segundo Suarez aseguró que los vecinos de la comunidad pehuenche Malla Malla están analizando serias medidas de presión para ser escuchados. “Nos están obligando a congregarnos. Si no tenemos prontamente un acercamiento, Malla Malla está obligado a tomarse el retén de Carabineros de Queuco. Lo haremos con los niños y en ese lugar haremos las clases”.

De esta manera, según expresó el lonko, se enciende nuevamente el conflicto entre Gobierno y comunidades. “Nos están castigando a los dirigentes pehuenches. Nos comenzaron a cerrar los beneficios, y no se dan cuenta que el daño más grande es contra los niños. Son los 120 menores los que se verán afectados”.

Fue enfático en recalcar que con la poca asistencia en materia educacional, están propiciando un genocidio de su comunidad. “Quieren exterminar nuestra comunidad. Están cometiendo un genocidio. Se está perdiendo la lengua, la cultura, el conocimiento pehuenche, lo cual nos tiene altamente preocupados”, exteriorizó.

  

TRASLADO A ESCUELA CERCANA

Según explicó el líder pehuenche, actualmente, los niños son trasladados a las escuelas cercanas de Trapa Trapa y Ralco. “En este momento existe un furgón que traslada a los niños, pero ellos viajan como 1 hora por un camino de ripio, el cual no tiene ni una fiscalización. Es un desorden el transporte escolar, es complicado, porque mis 2 niñas deben levantarse muy temprano para viajar y en el camino, a la altura de las termas de Nitrao, la carretera está muy peligrosa, en invierno se calló una roca gigante y por poco no generó un accidente. Las mujeres todos los días están preocupadas de que los niños lleguen con vida. Es un peligro constante”.

Respecto al actual proceso de entrega de tierra, informó que es una deuda ancestral, pero no suficiente. “El Gobierno está castigando a la comunidad, a todas las familias, a los niños. Desde que estamos recuperando nuestras tierras, hemos estado luchando por nuestro colegio. Me estoy viendo obligado de acudir al pueblo chileno para pedirles materiales, y poder construir la escuela, comprendo que lo de los terrenos es un avance, pero esos son procesos. La comunidad ha dado el paso como reivindicación territorial y en la Constitución no aparece el pueblo mapuche. Sin embargo, tenemos que empezar a conversar nuevamente y llevar a que el pueblo mapuche sea reconocido constitucionalmente”.

El tema que más preocupa al comunero pehuenche es la falta de respeto hacia su cultura. “Por ejemplo, en las escuelas tradicionales no dejan que nuestros peñis estudiantes hagan el guillatún. Nos están obligando a someternos a otra cultura. Por otro lado, los pastores de las iglesias no se acercan al lonko antes de construir sus capillas, andan como Pedro por su casa, sin tener el mínimo respeto y consultarnos”, concluyó el comunero.  

RESPUESTAS DEL GOBIERNO

El gobernador de la provincia de Bío Bío, Luis Barceló, habló con el comunero y explicó que el encuentro denunciado por el Lonko -al cual no asistieron las autoridades- correspondía a la inauguración de un servicio de transporte. “El Ministerio de Transporte dispuso una nueva línea en la zona, con una mejor frecuencia a cargo de un operador, la cual está funcionando hace dos semanas. Sin embargo, faltaba hacer una inauguración formal del recorrido, lo cual era responsabilidad de la Seremi de Transporte y, por una razón que ignoro, no concurrió. Debo explicar que nosotros no estábamos informados y por lo hablado con don Segundo Suarez, a él tampoco le avisaron que no se haría”.

La primera autoridad provincial indicó que durante la tarde, la Seremi de Transporte ya está en contacto con el comunero. “Un funcionario de la Seremi habló con él, y le dieron las explicaciones”, aseguró.

El seremi de Educación de la región de Bío Bío, Sergio Camus, ante la situación educacional de los 120 niños, explicó: “La verdad es que hemos sostenido reuniones con diversas comunidades de Alto Bío Bío, incluida la de Malla Malla. Dentro del diálogo está la posibilidad de hacer una escuela en la comunidad. Es importante indicar que actualmente ellos tienen acceso a educación, cuentan con los traslados a los establecimientos”.

La autoridad en materia de educación declaró que están en negociaciones con el alcalde de Alto Bío Bío, Nivaldo Piñaleo, en calificar el terreno para la escuela. “Estamos viendo los terrenos para una eventual escuela, o la alternativa de un establecimiento modular. Lo cual se debe coordinar primeramente entre la comunidad y la alcaldía”, dijo.

Ante las acusaciones de genocidio y la imposición del actual sistema educacional, respondió que “lo que plantea él es tener la tuición de una escuela, y decidir qué se enseña, cómo se enseña y la única posibilidad es que ellos se constituyan como sostenedores con una personalidad jurídica sin fines de lucro, como cualquier ciudadano que desee tener un establecimiento educacional con determinadas características”, concluyó

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
lonko

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes