lee nuestro papel digital

Noticias

Fatal atropello a cría de puma en Antuco

El hecho se registró a la altura de Los Canelos en la comuna de Antuco, el pasado jueves 16 de junio.


 Por Glenda Ahumada

puma

Un bombero de Antuco denunció un lamentable atropello con resultado de muerte de una cría de puma en el sector Los Canelos, ruta Q-45, en la comuna de Antuco, hechos ocurridos el pasado jueves. 

Desde el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) informaron que posterior a la denuncia, el animal fue trasladado por profesionales del SAG a la Universidad San Sebastián donde se encuentran realizando una necropsia para determinar las causas del deceso y se estima que los resultados estén disponibles en 15 días aproximadamente.  

En el lugar se han observado más ejemplares de esta especie por lo que desde el SAG entregaron recomendaciones en caso de divisar fauna silvestre protegida.

Un avistamiento debe entenderse como la observación de un ejemplar de fauna silvestre en un lugar que es parte de su hábitat natural y sobre el cual no se debe intervenir.

Las zonas habitadas, ya sea en campos o en ciudades, son muchas veces parte del hábitat natural de especies de fauna silvestre, como aves, reptiles, anfibios y mamíferos, en los que habitualmente no reparamos y con los que debemos aprenden a convivir ya que cumplen un importante rol en el ecosistema. Por esta razón no es necesario capturarlos ni relocalizarlos.

¿Cómo colaborar en su cuidado? 

No los molestes, puedes observarlos a distancia. Jamás les des alimentos, puede tener efectos perjudiciales en su salud. Respeta sus espacios como nidos, guaridas, etc. Sólo se deberá hacer la denuncia ante el SAG en caso que el animal tenga un problema físico o se encuentre en una situación donde se vea limitado su libre desplazamiento.

En caso de encontrarse con un puma la recomendación es hacerse lo más grande posible, es decir, levantar los brazos y mirar fijamente al ejemplar y no perderlo de vista. No acorralar al animal y siempre dejar una vía de escape, si es necesario retroceda lentamente pero nunca darle la espalda. Nunca corra ya que la huida puede asemejarse al comportamiento de una presa y desencadenar un ataque. Si hay niños, súbalo a sus hombros con movimientos delicados y sin agacharse demasiado. Hable con voz calma pero segura. Si el animal se acerca muéstrese agresivo, agite los brazos y grite, que una supuesta presa se muestre agresiva muchas veces frustra el ataque.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
AntucoavistamientoPuma
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes