martes 07 de abril, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Policial

Carabinero domiciliado en Santa Bárbara acusa que es perseguido por denunciar a un superior por homofobia

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) dio a conocer la noticia y además mostró un video con el testimonio del uniformado.


 Por Arturo Ledezma

WhatsApp Image 2020-01-13 at 20.13.25

Todo comenzó en el mes de diciembre, cuando un funcionario de Carabineros realizó una denuncia contra la institución señalando que había sido víctima de discriminación y también de insultos por parte de uno de sus superiores, todo esto a razón de su orientación sexual.

El uniformado es el cabo segundo César Melo, quien pertenece a la Subcomisaría de Los Vilos, región de Coquimbo, y que tiene un vínculo con nuestra provincia, ya que es oriundo de Santa Bárbara.

El carabinero acusa de la agresión a su jefe directo, el capitán Felipe Soto Gaillard, y acudió al Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) para denunciar lo ocurrido.

Precisamente el Movilh hizo la notificación al Departamento de Derechos Humanos de Carabineros, donde se dio paso a una investigación.

LOS HECHOS

Según indicó el propio Melo, su superior lo llamó a su oficina y señaló lo siguiente: “Me citó, me consultó sobre mi condición sexual y me trató de maricón. Me dijo que los maricones traen mala suerte a la unidad”.

Con estos antecedentes, hizo la denuncia ante la Fiscalía de Carabineros, sin embargo, no obtuvo el resultado que deseaba, sino que, por el contrario, fue sancionado con 15 días de arresto al haberse saltado el conducto regular.

Sobre esto, el vocero del Movilh, Óscar Rementería, señaló: “La investigación es irregular por donde se mire, pues fue realizada por funcionarios de la misma unidad del acusado. Además, el afectado fue avisado el 30 diciembre de la determinación, es decir, 13 días después de haberse vencido el plazo para que él pudiese apelar. Toda esta situación explicita irregularidades y abusos que buscan, una vez más, ocultar atropellos homofóbicos”.

Además, comentó que “en diciembre pasado denunciamos este caso al Departamento de Derechos Humanos. Lamentamos profundamente que tal entidad no se involucrara en el caso para garantizar un procedimiento justo y libre de discriminación”.

Diario La Tribuna conversó con César Melo, quien se refirió a los pasos que dará a partir de ahora, ya conocida la sanción, y dijo: “Sobre mi sanción administrativa, lo que me queda es seguir luchando como lo vengo haciendo desde diciembre; lo único en lo cual me afecta es que no podré hacer cursos más adelante y mancharé mi hoja de vida institucional”.

Melo Rifo denunció que los acosos del capitán Soto Gaillard habrían comenzado entre fines del año 2018 y comienzos del 2019. Además, relató que en una oportunidad fue citado para saber si era homosexual. Luego de declarar que sí lo era, el capitán le habría respondido que “los maricones traen mala suerte” y “en Carabineros no debe haber gays”, tal como indica la denuncia.

Hay que señalar también que, producto de no tener respuesta alguna por parte de sus superiores ante la acusación, el carabinero denunció los hechos a través de la plataforma de reclamos y sugerencias de la institución.

El día 28 de agosto del 2019, el funcionario dio declaración a la Fiscalía Administrativa de Carabineros, pero en esa oportunidad solo hubo preocupación por aclarar si Melo Rifo se había saltado o no el conducto regular a la hora de formular su reclamo, y no se le dio la importancia correspondiente a la denuncia por homofobia.

Luego de eso, el 5 de diciembre del año recién pasado, el Movilh informó públicamente los hechos, comenzando recién en ese momento una investigación de la denuncia por homofobia.

Posteriormente, el día 12 de diciembre, el investigador de la Cuarta Comisaría de Illapel concluyó, basado en opiniones de policías que están bajo la autoridad del acusado, que “los hechos denunciados carecen de sustento alguno”.

Además, en esa oportunidad se agregó que Melo Rifo “debió de forma inmediata denunciar lo ocurrido a los tribunales de justicia competentes y haber dado cuenta a su mando superior, situación que no realizó, limitándose a dejar el presente reclamo con mucha posterioridad a lo supuestamente ocurrido, luego de que el capitán Felipe Soto Gaillard lo sancionara por abuso de autoridad y lo denunciara a la Fiscalía Militar Letrada de La Serena por ofensas a un superior”.

Sobre este último punto es que Rementería explicó que “las ofensas y abusos de autoridad de que hablan se refieren a la actitud de Melo Rifo de no tolerar la homofobia y denunciarla. Es repudiable cómo, para librarse de acusaciones, la policía distorsiona la realidad y, en este caso, llega incluso a decir que el afectado debió denunciar los abusos en tribunales, cuando inicialmente prefirió el conducto regular, el mismo que se le achaca no cumplió”.

El vocero del Movilh indicó también que “Carabineros es tierra de nadie”, refiriéndose a la poca posibilidad que existe para realizar investigaciones que, a su juicio, no son “justas en su interior”.

Añadió que “solo podemos advertir que estaremos muy atentos a la situación de Melo Rifo, de manera que estos abusos no vuelvan a repetirse y asesorar, en que caso de que ocurra, la presentación inmediata de acciones ante tribunales sin acceder al alto mando o a la institución de manera previa, como ocurrió ahora”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
César meloDerechos HumanosHomofobia
Newsletter

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes