miércoles 26 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

El grito de auxilio del Cesfam de Monteáguila

Hasta el diario La Tribuna llegó la denuncia de una joven profesional, quien aseguró ser víctima de hostigamiento en su trabajo por parte de su superior.


 Por Leyla Bascur

14-03-2019_12-22-501__8.1.jpg

“Cuándo le pegan a una mujer, ella tiene a donde ir, si un niño es víctima de violencia también pero mi problema de hostigamiento laboral ¿dónde voy? ¿quién me puede ayudar?” esas fueron las primeras palabras de la funcionaria del Centro de Salud Familiar de Monteáguila con las que comenzó su duro relato, y que desencadenó en un llanto incontenible.

La profesional, solicitó encarecidamente resguardo de su identidad, ya que dice temer por su estabilidad laboral y más aún estar sometida al escarnio público, ya que sus hijos y su familia no está enterada de lo que está pasando en su vida laboral.

“Todo esto comenzó el 2017, cuando se toma la decisión a nivel de dirección, reducir drásticamente las horas de atención del estamento que conformo y transformarlas en horas administrativas, lo cual me involucró directamente con mi colega ya que el exceso de horas administrativas entregadas a la otra colega iban en directo desmedro a la atención del usuario, más el exceso de horas bloqueadas por otros motivos”, explicó en primera instancia la mujer.

De esta manera fue relatando los desencuentros con su superior, quien dirige el Cesfam, que generaron situaciones donde se le increpó frente a sus colegas, conversaciones privadas donde se le habría denostado en su capacidad profesional, advertencias a sus colegas sobre la amistad con ella y acercamientos profesionales. “Ella me llamaba manzana podrida indirectamente”, aseguró la mujer.

Luego de una extensa conversación que se realizó por más de una hora, la mujer comentó que decidió hacer pública su situación porque estaba desesperada. “Incluso hice una presentación en Contraloría, para que obligarán a la municipalidad a responder todas mis cartas dirigidas al alcalde y al directora de Salud comunal”, señaló.

El organismo contralor respondió a través de un oficio que el sumario ordenado por el municipio era el proceso correcto, y que se debía esperar el resultado del mismo.

MÁS FUNCIONARIAS AFECTADAS

Igualmente, el concejal Claudio González manifestó su preocupación por los hechos suscitados en el Cesfam. “Hace tiempo que estamos al tanto de situaciones como esta en la institución de salud primaria, de hecho yo solicité investigar los hechos al mismo alcalde en sesiones ordinarias de consejo”.

El concejal González realizó también una presentación a Contraloría en noviembre del 2018 donde señala claramente que existen más funcionarias afectadas por “reiterados episodios que pueden ser catalogados como malos tratos, hostigamiento y/o acosos laborales” según lo que consta en el documento ingresado a dicha institución.

La solicitud de investigación la realiza acompañada de varias cartas escritas por las funcionarias afectadas, que estaban dirigidas al alcalde y de las que no tendrían respuesta.

En dichas misivas, las mujeres relatan diversos actos atípicos de una persona a cargo de un grupo humano: gritos, reuniones privadas para denostar a otros profesionales, entre otras”.

La esperanza del edil, es que por fin se llegue a una solución a esta situación que afecta a estas personas tanto en su vida laboral y personal.

RESPUESTA DEL ALCALDE Y DE LA ALUDIDA

Para corroborar los hechos, el equipo periodístico se trasladó hasta el mismo Cesfam de Monteáguila para solicitar conversar con la directiva cuestionada, quien amablemente declinó hacer declaraciones.

Asimismo, se tuvo la oportunidad de conversar brevemente con el alcalde Mario Gierke, quien luego de participar en un atractivo acto escolar en la Plaza de Armas, se dio uno minutos para manifestar su postura en la situación.

“Efectivamente hay un sumario, que lo lleva un fiscal que se ha nombrado que también es del área de Salud y estamos esperando el resultado de él. A nosotros nos incomoda siempre que pueda existir maltrato al interior de cualquier dependencia que dependa de la ilustre municipalidad de Cabrero, es decir, en Salud, en Educación, o en programas que tienen que ver con el Gobierno, no aceptamos agravios de parte de nadie, ni entre colegas, ni de un jefe a un subordinado, o viceversa, no lo aceptamos y no lo toleramos”, declaró.

“HAY QUE INVESTIGAR”

El edil conversó brevemente con la afectada, un momento antes de referirse al tema para diario La Tribuna. Conversación que fue observada a la distancia y que dejó entrever una preocupación por parte de la autoridad para con la afectada.

“Yo lamento que la profesional esté pasando por esa situación, esperamos que el sumario termine lo antes posible para tener un veredicto y para tomar las decisiones que se deben tomar”.

Finalmente aclaró que “la directora está en ejercicio y esperamos por supuesto, que esto no vuelva a ocurrir ahora yo acabo de conversar nuevamente con la profesional, me menciona que ocurrió una situación incómoda el día lunes y yo voy a llegar ahora a la oficina a resolver esta situación porque tengo que llamar a ambas partes hacer una pequeña investigación porque si amerita que la directora tenga que dar un paso al costado vamos a tener que hacerlo, pero tenemos que investigar”.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes