suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Anamaría Sauterel Jouannet: la mujer en el mundo judicial

La profesional comentó que esta es una sociedad que crece cada día y donde las mujeres se hacen notar a diario.


 Por La Tribuna

07-03-2019_19-59-461__juezaanamaria30.jpg

“Hay que agradecer a los movimientos sociales de ciertos actos que son públicos. Quizás no nos representan a todas las mujeres, pero yo creo que hay que hacer la salvedad, de que si no fuera por aquellas que se atreven a llamar la atención de una manera potente, no se lograrían tantas cosas” con estas palabras la juez titular Amanaría Sauterel Jouannet, se puede resumir su opinión respecto a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

Esta profesional que se enfrenta cada día a complejos procesos judiciales, es una de las millones de madres, jóvenes, dueñas de casa y estudiante, que crece en una sociedad chilena que esboza ecos de desarrollo humano, cultural y social.

Explicó que lleva doce años en estas funciones, ha crecido y ha aprendido de cada desafío, con el apoyo de su familia y a superado casa reto con dedicación y esmero, ya que sabe que está en un entorno donde la igualdad se hace latente.

“Mi desarrollo lo asumo como todo trabajo que requiere esfuerzo dedicación y cuando a uno le gusta, esta carga se hace más liviana, en general se cree que este tipo de trabajo como juez de hombre, pero al menos en los tribunales de primera instancia hay una participación igualitaria”.

Sobre ello, relató que se siente en un entorno seguro, donde sus derechos son iguales y el espacio de la profesión en sí es totalmente equivalente.

Sobre las dificultades que debe enfrentar las asume como cualquier otra persona y mujer, ya que forman parte de lo cotidiano “las dificultades son las de cualquier trabajo y son las que puede tener cualquier mujer trabajadora que tiene que ser mamá, llevar su familia y responder con ella”. 

UN TRABAJO QUE NO ES FÁCIL PARA NADIE

La profesional explicó que su trabajo es complejo, pero no por el hecho de ser mujer y ello lo tiene presente desde que asumió con cariño este rumbo, sino más bien, por la misión que lleva consigo ajustarse a un cargo que detenta un poder del estado.

“Uno deben asumir con responsabilidad, tomándole el peso a lo que significa una decisión, sobre todo en los conflictos que las personas vienen a resolver ante un tercero imparcial que es un juez. Y en eso, yo creo que nos ha tocado trabajar en distintas materias, ya que cada una tiene su dificultad y su matiz especial”, agregó.

Sobre los procesos más difíciles que enfrenta cada día se encuentran las funciones en el Juzgado de Familia, “donde hay un entorno de emotividad que uno ve en el día a día con los diferentes casos y audiencias que debe escuchar. Conociendo las miserias más grandes del ser humano”.

Sobre todo esto, son muchas las anécdotas que se vienen a la memoria de esta dama, quien agregó que cada día la sociedad crece a pasos agigantados y donde hay aún mucho más por hacer, pero considera que todo esto no sería posible, sin el apoyo de su familia y del entorno, donde las mujeres crecen cada día más.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes