suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Pedro Godoy el primer mártir de Bomberos en Los Ángeles

Según recuerda con cariño su compañía bomberil, este hombre fue el gran primer ejemplo de entrega a la comunidad, dejando su vida por la de otros.


 Por La Tribuna

03-03-2019_21-12-141__8.22.jpg

“Yo, bombero, juro respetar y acatar los reglamentos de mi compañía y del cuerpo, aun a costas de mi vida si fuese necesario…”, ese es el lema que cumplió a cabalidad el primer mártir de Los Ángeles, Pedro Godoy Pardo, quien este lunes cumple 50 años desde que perdió la vida en medio de una emergencia incendiaria.

Su historia la conocen muchos, pero en el corazón de los bomberos tiene un lugar especial, ya que representa la lucha que cada día emprenden los señores del fuego en medio de una desgracia, donde cada segundo frente a las llamas, su vida pende de un hilo.

El director de la Primera Compañía de Bomberos de Los Ángeles, Jonathan Pérez, explicó que debido a esto, cada año los voluntarios realizan este homenaje por el valor que representa este hombre para Bomberos, sin embargo, este año es diferente, ya que se cumplen 50 años de ese fatídico incendio que le hizo perder la vida un 3 de marzo de 1969.

Todos lo recuerdan como un excelente hombre, trabajador, amante de su institución, donde cumplió 14 años, y padre orgulloso de ocho hijos. Sobre su historia, todos recuerdan que falleció cuando prestaba funciones de teniente de máquina.

“El voluntario Godoy fue un hombre que tuvo un accidente mientras trabajaba en un incendio el año 1969, esto en medio de las llamas y el desastre que implica un incendio, cuando a eso de las 20 horas, un auto ingresó al lugar y arrolló al querido mártir contra su mismo carro, mientras trabajaba en la emergencia”, recordó el director.

Agregó que en medio de esta emergencia fue trasladado hasta el hospital base de Los Ángeles, donde falleció cerca de la 1 de la mañana del 4 de marzo.

Desde ese día, el primer mártir de Los Ángeles es recordado por todos los voluntarios en memoria a su valentía y el dejar de existir sirviendo a los necesitados, por ello, como un homenaje, se dedicó un monolito en su honor, donde cada año todos los bomberos de las nueve compañías de Los Ángeles concurren a rendir honores. 

“Es una tradición para nosotros reunirnos en este lugar, donde le entregamos honor a este hombre que falleció prestando servicio, por eso merece ser recordado por la institución cada año, pasadas las 20:30 horas”, dijo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes