suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Los escabrosos detalles de la muerte del pequeño Eduardo

Respecto de este caso que estremeció a la comunidad, La Tribuna realizó una cronología de los hechos para lograr dilucidar cómo terminó la vida de este menor.


 Por La Tribuna

03-12-2018_19-45-431__homicidio39.jpg

La pérdida de un hijo, es un dolor del cual una madre jamás se logra recuperar. Precisamente eso fue lo que ocurrió el fin de semana en la provincia de Biobío, específicamente en Los Ángeles, e impactó a toda la comunidad, por las características del asesinato. El proceso judicial que comienza hoy, tendrá que permitir analizar cada una de las declaraciones e informes, que puedan esclarecer las dudas en torno a este incidente. Ya que hasta ahora, lo único claro es que el pequeño murió estando a cargo de la pareja de la madre.

Por el momento no se conocen más antecedentes sobre la relación que este hombre tendría con el menor, sin embargo, lo que es un hecho, es que era el responsable de su cuidado hasta que llegaran sus cercanos.

LO QUE SE CONOCE

La trágica historia comenzó el viernes por la tarde. La madre solicitó a su pareja de 23 años – identificado con las iniciales M.F.F – que por un lapso de tiempo cuide al pequeño en la vivienda ubicada en avenida Los Carrera de Paillihue, hecho que fue corroborado por los familiares, quienes encontraron agonizando al pequeño.

Luego de un llamado de emergencia, en el lugar se presentó SAMU, quienes en un intento de reanimación no lograron estabilizar a la víctima, quien presentaba a esa hora un importante golpe en el rostro.

A los pocos minutos llegó Carabineros de la Subcomisaría de Paillihue, quienes constataron la muerte del menor, procediendo a solicitar apoyo de personal de Investigaciones.

En primera instancia se dio a conocer según el relato del acusado, que el menor habría sufrido una caída accidental desde una cama sufriendo un golpe en la cara, lo que originaría la muerte. Esta situación, aparentemente, carece de sustento, por lo que hasta ahora estaría siendo descartado.

Por lo tanto, los indicios son claros. La causa de muerte, como se dio a conocer en primer lugar, no fue un golpe en la cara, sino más bien, una serie de lesiones en el cuerpo del pequeño que terminaron con su vida, sin poder ser atendido por personal de emergencia.

Datos oficiales de la Brigada de Homicidios, da cuenta que las primeras señales de dicho golpe está siendo corroborado, puesto que la causa de muerte definitiva sería calificada en primera instancia como policontuso.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes