suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Presunto asesino de menor de 2 años enfrentará la justicia este martes

El cuerpo del pequeño Eduardo fue retirado el día sábado del SML, luego de la autopsia que busca determinar cómo falleció


 Por La Tribuna

02-12-2018_20-39-431__sml1.jpg

El próximo martes será formalizado el principal sospechoso por el cruel asesinato de un lactante en el sector de Paillihue, quien murió luego recibir una aparente golpiza que terminó con su vida la noche del viernes.

Hasta el momento, el único responsable es un hombre de 23 años -actual pareja de la madre de la víctima- quien al momento del incidente se encontraba con el menor de tan sólo un año nueve meses identificado como Eduardo Álvarez Poblete.

El hecho fue descubierto por los familiares, quienes alertaron a SAMU, sin embargo, al momento del arribo de los profesionales, este ya se encontraba sin vida por un aparente golpe que, según dicen los involucrados, se produjo cuando el niño cayó de una cama. 

Sobre esto, el comisario Cristian González de la Brigada de Homicidios de la PDI de Los Ángeles explicó que la formalización de este hombre se llevará a cabo el martes, ya que al momento del control de detención (sábado en la mañana), no existían pruebas suficientes para dilucidar el caso.

“La Brigada de Homicidios ha trabajado en establecer las causas de este incidente a solicitud del Ministerio Publico, por medio de diferentes diligencias investigativas para establecer la dinámica en que ocurrieron los hechos”, declaró el oficial. 

Los primeros indicios de la Brigada de Homicidios constatan lesiones atribuibles a terceros, por lo que, además, el trabajo se enfocó en ubicar testigos para llevar a cabo las correspondientes entrevistas.

Sobre del testimonio del victimario, el comisario dijo que esto es materia de investigación, y que los funcionarios trabajan en corroborar si lo hechos declarados por el acusado son verídicos, o no se ajustan a la realidad.

“Él está bajo control de detención, ya que este proceso se amplió hasta que ya tengamos claras las circunstancias y los antecedentes que él está aportando”.

Sin embargo, durante este fin de semana, se confirmó que el golpe en la cara, como señaló el responsable, no fue el motivo de muerte del pequeño Eduardo, por los datos corroborados, se trataría de una serie de golpes que presentaba en diferentes zonas del cuerpo.

El cuerpo del menor fue retirado por sus familiares desde el Servicio Médico Legal de Los Ángeles para ser velado por sus cercanos.

En tanto, el sospechoso se mantiene en prisión preventiva a espera de la próxima instancia investigativa que determine su responsabilidad en el incidente.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes