miércoles 20 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Los Ángeles

Sobreviviente de Antuco acusa faltas en el proceso de indemnización

El hombre de hoy 32 años denuncia que nunca supieron que a un pequeño número de otros soldados les entregaron las correspondientes indemnizaciones prometidas por el Gobierno.


 Por Marcela Vidal

18-10-2018_18-53-491__8.1

Molesto y con algo de pena manifiesta sentirse Ángel Francisco Soto-Aguilar Carrasco de 32 años, uno de los soldados sobrevivientes a la tragedia de Antuco, luego de más de 10 años de ocurridos estos lamentables hechos.

Este hombre, quien luchó por su vida en aquel terremoto blanco en Antuco el 18 de mayo de 2005, manifestó que el gobierno se olvidó de sus promesas luego de esta terrible negligencia que cobró la vida de 45 miembros del batallón de conscriptos que realizaban su servicio militar en el Ejército de Chile.

Explicó que siempre ha querido mantenerse a la distancia de todas las polémicas y la luz pública, pero luego de una batalla personal que ha cumplido sólo, considera que lo mínimo es que la entidad pertinente los contacte y les entregue esta correspondiente reparación que prometieron una vez de ocurrido este suceso.

Sobre las secuelas que quedaron en su vida, el ex soldado manifestó que desde aquel día se ha mantenido con diversas terapias por los dolores de piernas que acrecientan en invierno, la que ha tratado en diversas terapias con kinesiólogos.

RELATO DE LA HISTORIA QUE SALVÓ SU VIDA

“Yo fui un sobreviviente de milagro. En medio de este incidente logré albergarme en un recinto abandonado de la Universidad de Concepción al que llegué al sentir un extraño ruido que me guió”, manifestó con pesar.

En su historia de vida, además recuerda quién lo ayudó a seguir adelante, cabo Segundo Quiroz, quien le dio aliento en este camino y luego de ello volvió para ayudar a otros de los soldados.  

 

"Además de este apoyo, creo que sólo fue la fuerza mental que yo creía que no existía pero ahí me di cuenta de la realidad, de que yo podía y que era necesario sobrevivir, me ayudó a pocos metros".

Fue luego de ello que continuó viviendo, enfrentando su día a día y, además de esto, siempre se mantuvieron las promesas presentes del Estado, quienes en reiteradas oportunidades manifestaron apoyo de por vida, por la responsabilidad que significaba este lamentable hecho. 

"Me fui a trabajar muchos años al norte del país para olvidar todo esto. Más de una década ya ha pasado y no hemos tenido ninguna respuesta y, una de las cosas que más lamento, es que si yo no me informo por terceros nunca sabríamos de algunos camaradas -muy pocos-  que han recibido la indemnización correspondiente”, agregó este hombre quien actualmente se ha reunido con otras víctimas para exigir sus derechos.

Al respecto, según agregó hasta la fecha les han manifestado que el cambio de gobierno ha retrasado el proceso y por ello se mantienen en reuniones con personal de la Gobernación provincial.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes