suscríbete al boletín diario

Laja

Carabineros asiste a madre que dio a luz en un radiopatrulla

Renato Agustín se encuentra en buenas condiciones; el pequeño pesó dos kilos 440 gramos y midió 47 centímetros.


 Por La Tribuna

31-01-2017_19-07-2110.2

Una jornada bastante inusual fue la que vivieron el viernes recién pasado dos funcionarios de carabineros de la subcomisaría de Laja mientras cumplían con labores propias de su trabajo.

El jefe subrogante de esta unidad policial, subteniente Cristóbal Abarzúa, en compañía del cabo Pablo Sepúlveda, realizaban un patrullaje a fin de fiscalizar los cuadrantes.

Pasadas las 6 de la tarde llegó a la subcomisaría y se percató de la presencia de una mujer que mantenía un avanzado estado de gestación, quien era acompañada por un joven de 15 años y un niño de ocho.

“En esos momentos salió personal de la guardia manifestando que la persona estaba con trabajo de parto, razón por la que la subieron al vehículo policial y la trasladamos al hospital de Laja”, relató Abarzúa.

Al ingresar al estacionamiento del servicio de Urgencias, la madre no aguantó más y, debido a su condición de embarazada, la situación la llevo a dar a luz a un varón en pleno asiento trasero del radiopatrulla.

Tras esto, fueron los mismos funcionarios quienes auxiliaron a la madre y recibieron al pequeño, quien nació en buenas condiciones, mientras solicitaban cooperación a funcionarios del recinto hospitalario.

Este es el segundo parto que Abarzúa debe atender mientras ejerce sus funciones como carabinero; el primero de ellos fue cuando trabajaba en la 61º Comisaría de San Gerónimo, en la ciudad de Santiago.

Fue “un motivo de alegría porque no son procedimientos comunes que se vean todos los días. Estoy contento de haber podido ayudar a la madre, quien estaba apurada en ese momento. Contento de haberlo recibido”, relató el oficial.

Agregó que junto con el subcomisario de los servicios de Carabineros de Yumbel, el capitán Fernando Castro, y el conductor del radiopatrulla, el cabo Pablo Sepúlveda, concurrieron a entregarle un presente a la madre.

Renato Agustín se encuentra en buenas condiciones; el pequeño pesó dos kilos 440 gramos y midió 47 centímetros.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes