suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Policía argentina captura a peligroso asesino de Los Ángeles

Su arresto se produjo mientras perpetraba un delito de hurto, en la localidad de Río Negro.


 Por La Tribuna

01-04-2016_20-38-48web

En la localidad de Río Negro, en Argentina, fue detenido el hombre que era intensamente buscado tras fugarse de la cárcel El Manzano, de Concepción.

Matías Fuentes Valencia fue detenido por la policía trasandina mientras cometía un delito de hurto y se trata del mismo hombre que –en octubre de 2015- fue condenado a 10 años de cárcel por el crimen del angelino Miguel Osses Hernández.

El hecho se remonta a la madrugada del 14 de diciembre de 2014, cuando la víctima fue trasladada en vehículo hasta el sector de El Peral por Fuentes y otras dos personas más.

En el lugar, se habría originado una discusión y perpetrado el delito; posterior a ello, trasladaron a Osses hasta el pasaje Catirai donde lo abandonaron en la vía pública.

Miguel Osses Hernández, de 29 años, falleció desangrado en ese lugar producto de lesiones atribuibles a un arma contundente.

La información respecto al arresto de Fuentes Valencia fue confirmada por el fiscal jefe de Los Ángeles, Jorge Sandoval.

“Al encontrarse en esa condición (Fuentes Valencia), los funcionarios de la policía argentina revisaron y arrojó la orden que había de la Interpol y fuimos comunicados como Ministerio Público de esa situación por parte de la policía de Investigaciones de Chile”, expresó el persecutor.

Acto seguido, expresó que –a través de la Fiscalía nacional- coordinaron lo que se conoce como carta roja, trabajo realizado por una unidad especializada del Ministerio Público en materia internacional.

“Gracias al trabajo oportuno de la Unidad Internacional del Ministerio Público se mantuvo la retención del imputado para poder tramitar su extradición”, sostuvo Sandoval.

Detalló, además, que durante mediados de semana se realizó la solicitud de extradición ante el Juzgado de Garantía de Los Ángeles.

Ésta ya fue remitida la Corte de Apelaciones de Concepción para continuar con su tramitación en forma regular. El persecutor detalló que este proceso culmina con una resolución de la Corte Suprema, que –a su vez- deberá tomar contacto con el máximo tribunal argentino.

“Una vez que se aprueban estas dos vías, se puede coordinar el traslado si es que la Corte Suprema trasandina acoge la petición solicitada por nuestra Corte Suprema”, explicó Sandoval.

Recién ahí se podría coordinar el traslado de Fuentes Valencia al Centro de Cumplimiento Penitenciario que –en definitiva- el Poder Judicial determine para ello.

Por lo pronto, Fuentes permanece recluido en el país trasandino; podría permanecer en dicha condición por un plazo máximo de 40 días, periodo donde deben realizarse los trámites respectivos y que el Ministerio Público ya se encuentra efectuando.

Respecto de aquellas personas que se fugan desde el interior de un centro penitenciario mientras cumplen una pena, el fiscal relató que existe lo que se conoce como quebrantamiento de condena.

Este tipo de situaciones trae consigo sanciones que son más bien internas, como –por ejemplo- puede ser la incomunicación con personas ajenas al establecimiento penitenciario (familiares).

Sin embargo, este hecho no viene a aumentar la pena que –en definitiva- el reo tiene que cumplir en estos casos. Eso sí, el hecho de que la persona haya quebrantado su condena queda en su extracto de filiación, lo que afecta la posibilidad de que optar a futuros beneficios intrapenintenciarios.

 

FUGA

Serían los restos de una frazada los que habrían dado los primeros indicios de la posible fuga de un reo desde el interior de la cárcel El Manzano, en Concepción.

Tal escenario fue ratificado una vez realizado el conteo de la población penal. Fuentes Valencia se habría escapado poco antes de que el reloj marcara el inicio de este 2016; habría utilizado una frazada con la que trepó dos muros perimetrales de seis metros de altura.

 

CONDENA

En octubre de 2015, Matías Fuentes Valencia fue condenado como autor del delito de homicidio simple, tras los hechos que terminaron por arrebatarle la vida Miguel Osses Hernández, de 29 años.

Fuentes, además, recibió las penas accesorias de inhabilitación perpetua para ejercer cargos y oficios públicos.   La pena impuesta a Fuentes debía cumplirse de forma efectiva y comenzó a regir desde el 5 de enero de 2015, fecha desde la cual se encontraba en prisión preventiva.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes