suscríbete al boletín diario

Noticias

Asesino de Camila Oviedo fue condenado a 10 años de cárcel

Ayer se dio a conocer la lectura de sentencia en contra de Nicolás Aguilera, quien mató a su amiga y compañera de trabajo en Telepizza.


 Por La Tribuna

31-08-2015_18-18-19asesinocamila

Tras propinarle más de 20 estocadas en el cuello, escondiendo posteriormente su cuerpo por cerca de cinco días, ayer finalmente, Nicolás Aguilera, de 20 años, fue sentenciado a 10 años de Carcel. La medida fue adoptada, a eso de las 15:40 horas en el Tribunal Oral en lo Penal angelino.

Pese a que el Ministerio Público solicitó una pena de 12 años, la defensa pidió una rebaja en la condena para obtener tres años y un día de presidio.

Sin embargo, Juan Pablo Lagos, vocero del Tribunal señaló que por unanimidad condenaron al sujeto por el delito que se registró en su domicilio de la población Orompello, lugar donde mató a la Camila Oviedo.

Es importante señalar que para la sentencia se consideró que el hombre no tenía antecedentes previos y que se declaró culpable, lo que podía hacer presumir que su estadía en la Carcel sería menor, sin embargo, una de las agravantes que se sumó, fue la alevosía, considerando que el victimario se aprovechó de las circunstancias, para el horrendo ataque a la joven, que realizó ocupando un cuchillo que estaba sobre un velador, situación en donde la víctima no se pudo defender.

“NO ES NADA LO QUE LE DIERON”

María Morales, madre de Camila, tras la lectura de sentencia, con profundo pesar y entre lágrimas, expresó su rechazo a los 10 años de pena. “A mi parecer, no es nada lo que le dieron, porque yo estaba esperanzada en que le dieran muchos años más, porque el dolor de una madre, de perder a su hija, es impagable”.

Agregó que la condena no repara el daño. “Él, en 10 años más, va a tener 30 años, es decir, toda una vida por delante, ¿y mi hija? No la voy a tener nunca más en la vida, ella tenía planes de estudiar asistente social o párvulos, tenía muchos sueños”.

Recordó que Camila era una joven muy sociable. “Mi hija era tranquila, no le hacía daño a nadie.La justicia así no nos sirve. Ella era muy confiada, yo siempre le decía que debía tener cuidado, que la gente no es lo que aparenta, y ella me decía que tenía buenos amigos. Ser sociable la traicionó”.

Relató que la tragedia tiene profundamente afectada a la familia. “Estamos todos muy mal, igual hemos tenido apoyo del Sernam.Mis hijos no están bien, entonces es duro el día a  día, yo debo tomar fuerzas, pero muchas veces al día me caigo, y no puedo creer lo que le pasó a mi niñita”.

 

DELITO FUE ANTES DEL CAMBIO DE LEY

Jorge Sandoval, fiscal jefe de Los Ángeles,explicó a La Tribuna, que el delito ocurrió bajo otra normativa. “Hay que entender que los hechos ocurren antes de la modificación de la ley que tiene establecido el código penal, que aumentó la penas para el delito de homicidio, y para homicidiocalificado, y que antiguamente-en la fecha en que ocurrieron los hechos-el homicidio calificado tiene la pena de 10 años y un día como mínimo, y el tribunal al aplicar los 10 años, bajó un grado, pero aplicó la ley en su máxima”.

Sobre la posibilidad de solicitar nulidad del juicio, el legista explicó que, “siempre existe la posibilidad de anular un juicio, pero para pedir el recurso, es necesario revisar la carpeta, los antecedentes, y en definitiva; tomar la decisión de que si existen argumentos necesarios para pedirla. En todo caso, se debe hacer presente que petición del Ministerio Público, que el delito fuera calificado como homicidio calificado, fue acogido por el tribunal”.

EL FATAL DESENLACE

Camila Oviedo Morales fue vista por última vez la noche del viernes 18 de julio del 2014,  ante la desesperación por saber dónde se encontraba Camila, Ariel –su pololo- empapeló la ciudad de Los Ángeles con fotos de la joven y teléfonos de contacto para quienes pudieran proporcionar antecedentes.

La mañana del miércoles, el jefe de la Brigada de Homicidios de Los Ángeles, Pablo Gómez, recibió un llamado del Ministerio Público para recabar una orden de investigar la presunta desgracia de Camila.

La llamada fue realizada por la madre de un testigo que vio el cuerpo de Camila.

Las diligencias efectuadas por funcionarios de la PDI permitieron llegar hasta dicho testigo, quien habría relatado que en una casa abandonada en calle Las Tulipas de la población Orompello, permanecía el cuerpo de una mujer con su rostro cubierto con unas bolsas; éste estaba tapado con ropa de cama y tendido en el piso.

El testigo resultó ser un amigo de Nicolás, quién ante la noticia, decidió constatar con sus propios ojos los hechos,ante el escenario, el joven testigo se puso pálido e intentó rehuir el contacto con quien está sindicado como el asesino de Camila.

Pasados unos días, el testigo habló con su madre, a quien le contó lo ocurrido, y fue ella la que le sugirió que lo entregara a la policía.

Con la declaración del joven, funcionarios de la BH solicitaron una orden de entrada y registro de la casa donde se encontraba el cuerpo abandonado.

El domicilio mantenía muy pocos muebles y bajo un colchón, la BH encontró un bulto que daba señales de la presencia de un cuerpo. Tras realizar una pequeña incisión en las bolsas, confirmaron que estaban frente a un homicidio.

Ante el hallazgo, el fiscal ordenaba la detención de Nicolás Aguilera de 20 años, quien fue arrestado en su lugar de trabajo. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
asesinoCamila OviedoLos Ángelesnicolas aguileraTelepizza

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes