sábado 21 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

La historia del baleado que se debate entre la vida y la muerte

Gabriel Espinoza (23) caminaba con su pareja por avenida Orompello cuando un grupo de sujetos a bordo de un auto rojo intentaron asesinarlo por cuentas pendientes del pasado.


 Por LUIS VARGAS BAEZA

taller-mecanico-santiago-bueras

Gabriel Eugenio Espinoza Contreras, de 23 años, caminaba con su pareja por la Avenida Orompello de la ciudad de Los Ángeles cuando fue interceptado por un grupo de desconocidos que circulaban en un auto rojo y fue agredido con arma de fuego en la zona de la columna vertebral. Posterior a eso fue trasladado por un auto particular hasta el hospital de Los Ángeles donde quedó hospitalizado con riesgo vital y con probabilidad de quedar parapléjico.

Sin embargo, este es sólo un capítulo en el largo historial de Espinoza Contreras, que tiene 18 causas  y la semana había asaltado una panadería, ubicada al frente del lugar donde fue interceptado.

Una mujer, que por motivos de seguridad prefirió no dar su identidad, señaló a La Tribuna que Espinoza Contreras vive en el pasaje Luis Santander y que recién viene saliendo de la cárcel. Sin embargo, el baleado tenía cuentas pendientes con delincuentes de Santiago, tras el robo de un vehículo a una banda de delincuentes de la región metropolitana y posteriormente lo vendió. Según esta testigo, los maleantes de la capital se habrían aliado con dos delincuentes de Villa los Profesores para asesinar a Espinoza Contreras.

LA BALACERA

Esta mujer explica que Espinoza Contreras venía caminando con su pareja por Avenida Orompello cuando un grupo de desconocidos se acercaron en un auto rojo gritándole que le fueran a dejar el auto “o te voy a correr bala”. La testigo cuenta que el auto siguió avanzando pero después volvió “y ahí uno de los muchachos sacó una pistola y le disparó, pero no le dio. En ese momento, Gabriel dejó a la cabrita botada y arrancó y, el auto lo comenzó a perseguir por calle Luis Santander hasta llegar a un taller mecánico y le dio un balazo”. A esto, la mujer señaló que “se llama Matías la persona que los llevó al hospital”.

El parte de Carabineros señala que Espinoza Contreras llegó en estado consiente hasta el Centro Asistencial “manifestando que la lesión había sido producto de un ajuste de cuentas en el sector, ignorando quien habría sido el autor de las lesiones sin dar mayores antecedentes al respecto. Agregando que amigos lo habrían trasladado al hospital en un vehículo particular”.

La testigo relata que el baleado pertenece a una familia ligada a la delincuencia. “Junto con su hermano, que todavía está preso, son los que ensucian el barrio”.

Además, la testigo señaló que hace una semana Espinoza Contreras entró a robar en la panadería que está al frente del local que atiende “Carabineros se lo llevó pero lo soltaron al otro día”. Esta versión que fue corroborada por La Tribuna al entrevistar a la administradora de la panadería. “Vino a robar con dos sujetos más y trataron de entrar haciendo palanca en la puerta”.

Hasta el cierre de edición Espinoza Contreras se escontraba en riesgo vital. Además, se informó que el caso fue tomado por la brigada de homicidios de la Policía de Investigaciones de Chile.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Santiago BuerasTaller mecanico

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes