lee nuestro papel digital

Opinión

Pedacitos de felicidad


 Por Luis Rozas Mardones, psicólogo.

luis rozas m

Hola, ¿te has puesto a pensar, cómo se construye tu felicidad actual y futura?, resulta un tema fascinante de analizar, pero a su vez simple, ya que la felicidad llega cuando valoras las pequeñas cosas de la vida, de tu vida; te invito a leer estas palabras.

Existen muchas aproximaciones teóricas respecto de lo que te hace feliz, estas posturas son variadas y provienen de distintas ramas del conocimiento. Pero no es de eso que quiero hablarte, sino que quiero mostrarte esta temática desde mi humilde subjetividad, yo lo veo sencillo y por eso te lo explicaré, como si estuviéramos conversando.

Mira, empecemos este corto viaje… piensa en esto, te encuentras disfrutando de una caminata, en un entorno silvestre…sí,  así como te lo imaginas, puedes respirar aire puro, estás con una buena compañía, que te da grata conversación y hace mágicos esos momentos…. sin duda, ¡eso puede hacerte muy feliz!

Te embarcas en un viaje esperado, hacia un destino nuevo, con equipaje ligero, pero con la mente llenita de ganas de pasarla bien, aprovechando las virtudes del lugar, te relajas, tomas un baño en tinaja temperada, bebes un buen vino, aprovechas un día para ir de pesca, consumes una rica comida… ¡yo creo que eso también puede hacerte feliz!

En un momento cotidiano, recibes la sonrisa y amor sincero de un hijo(a), nieto (a), hermano (a), de cualquier menor cercano, que con su infinita inocencia y sinceridad, con el corazón en la mano, te manifiesta cuanto te quiere, regalándote algo que hizo con sus manos pequeñitas, eso te alegra el día…te hace feliz, sin duda alguna.

Estas trabajando en lo que es tu vocación, bien remunerado (a), con un buen ambiente laboral, con jefatura que te quiere y respeta, que te escucha y da tus espacios, contando con los elementos necesarios para laborar de la mejor forma…es un lugar donde te reconocen por la persona que eres y por tu desempeño, eso… ¡eso también te puede hacer feliz!

En tu vida personal, todo fluye positivamente,  te sientes amado (a), valorado (a) y respetado (a), en toda tu esencia y extensión, sin duda alguna ese es un bálsamo para tu corazón, despertando las ganas de nuevos días y no me refiero sólo a tu relación de pareja, sino a todas tus relaciones interpersonales…¡eso sí que hace feliz!, ¿Cierto?.

¿Y cómo está tu salud en general?, tener buena salud, (física y mental), tú y tu gente amada, es vital e increíblemente relevante. No siempre reparamos en ello, este “pedacito de felicidad”, puede ser muy importante para sustentar, tus sueños y aspiraciones, ya sin salud, nada más funciona, por eso cuídate, si tienes una buena salud agradece, si la puedes mejorar hazlo… ¡sin duda alguna eso te dará mucha felicidad!

Luego de este personal y recorrido al que te llevado, te invito a reflexionar, ya que si no te habías dado cuenta, la felicidad es interior, vive dentro de ti y de como observas y valoras tu día a día, pero también procede de esa capacidad de no ver las carencias e imperfecciones, sino las cosas que están, que existen, no olvides que cuando eres consecuente y propendes a la armonía, la felicidad simplemente florece, ¡siempre florece!

Ya en el cierre, te pregunto, antes de que yo te mencionara algunos aspectos, que pueden ayudarte a encontrar esa felicidad ¿Te habías detenido a analizarlo?, sé que seguramente no, por lo mismo, recuerda y atesora  esta verdad del porte de un buque, “la felicidad es como una mariposa, cuanto más la persigues, más huye, pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro”, aprende a vivir con gratitud y con una sonrisa adornando tu rostro…la felicidad no es el camino, es el objetivo; ¡¡Te deseo un día maravilloso!!

Luis Rozas Mardones, psicólogo.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes