lee nuestro papel digital

Opinión

Adulto Mayor, una mirada desde la fonoaudiología


 Por Catalina Alejandra Garrido Vergara
Académica Fonoaudiología Universidad Andrés Bello

Nuestro país se encuentra en continuo envejecimiento de la población.  Según los datos entregados en el censo de 2017 en Chile se encontraban una cantidad de 2.003.256 adultos mayores, lo que correspondía a un 11,4% del total de la población país del año mencionado.

El Instituto Nacional de estadísticas prevé un importante aumento del grupo etario de personas mayores para el año 2035, dicho grupo estaría compuesto por 3.993.821 adultos, los que equivaldrán al 18,9% del total de la población Chilena.

La pregunta de la población es ¿A quién se considera como personas mayores o adultos mayores?

Según el Servicio Nacional del Adulto Mayor se considera adulto mayor a toda persona con 60 años de edad y mayor a dicha edad, dichas personas se encuentran en envejecimiento progresivo e irreversible, donde ocurren cambios físicos, psicológicos, sociales y cognitivos.

Debido a lo anteriormente mencionado en las personas mayores existe un impacto en la comunicación, habilidades comunicativas y deglución, que repercuten de forma importante en el entorno familiar de la persona mayor, esto se debe a que el adulto mayor comienza a demandar supervisión y cuidados continuos a medida que evoluciona el proceso de la vejez.

Dentro de las principales dificultades que se evidencian son; la pérdida de memoria temporal, dificultades auditivas y enlentecimiento de habilidades cognitivo comunicativas

Es de suma importancia que durante el trascurso de la vejez, la persona mayor se encuentre con atención fonoaudiológica si tiene dificultades en la deglución,  audición, comunicación y cognición.

Como profesionales fonoaudiólogos y fonoaudiólogas debemos potenciar la vejez activa para generar una mejor calidad de vida para los adultos mayores y su entorno, es por esto que, compartimos estrategias a las personas mayores.

Es clave mantenerse activo el mayor tiempo posible con acciones de la vida diaria, ir a comprar pan, lavar la loza, salir de paseo, visitar a su familia.

Recordar sucesos importantes de la vida ayuda mucho. Puede contarlo a un familiar, persona cercana o escribirlo y anexar fotografías.

Enseñar o practique recetas de cocina con cercanos, tener actividades de recreación como jugar a las cartas, dominó, memorice, cantar karaoke, o actividades de interés y evitar aislarse del entorno son recomendaciones fundamentales. 

Como sociedad tengamos una mirada desde la empatía. La vejez es parte del transcurso de la vida, cuidemos a nuestras personas mayores y hagamos vidas satisfactorias para los adultos mayores y sus Familias.

Recordemos que todos seremos personas mayores.

Catalina Alejandra Garrido Vergara

Académica Fonoaudiología

Universidad Andrés Bello


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes