lee nuestro papel digital

Opinión

No más borrachera constitucional


 Por Juan Carlos Plaza G.

juan carlos plaza gonzález

Al igual que hace 212 años, cuando en la Primera Junta Nacional de Gobierno se sintieron los primeros aires de Libertad de independencia de la monarquía hispánica, en este mes de septiembre, el mes de la Patria, y luego de 1.052 días desde aquel 18 Octubre 2019, los chilenos tendremos que decidir en esta oportunidad y en un Plebiscito, si queremos caer en el totalitarismo marxista fascista globalista o continuar siendo libres, votando por una de las dos opciones siguientes, Apruebo o Rechazo, respectivamente, la nueva Constitución que regirá los destinos de Chile.

Como en los campos de Maipú donde se selló el proceso independentista de Chile, en este acto electoral plebiscitario del 4 de septiembre de 2022 y al cual los chilenos fuimos llamados a pronunciarnos, esperemos que los señores políticos honren su compromiso firmado en el Acuerdo de Paz de aquel 15 de noviembre de 2019 como también aquellos que no lo hicieron pero que igualmente participaron en el proceso constituyente, que de ganar el Rechazo, continuará rigiendo la actual Constitución.

Chile debe continuar su camino de progreso, desarrollo y bienestar para los chilenos como todas las cifras así lo indican. La actual situación económica del país y de los chilenos está casi en un punto de no retorno donde el impuesto de los pobres, la inflación, con porcentaje nunca visto en los últimos treinta años. La borrachera constitucional la empeorará, dando más incerteza para alcanzar la tan anhelada “dignidad” y esgrimida como bandera de lucha por muchos. Quienes no estén a la altura, sencillamente, den un paso al costado.

Así también, que este evento democrático del 4 de Septiembre y a realizar en democracia, sea un acto electoral verdaderamente democrático. Sin embargo, por algunos antecedentes previos, este acto electoral se ha visto empañado por la brutal intervención electoral del gobierno nunca vista en la vida republicana de Chile, la violencia de vastas zonas del país y el mensaje sublimal presente en el voto que induce a los ciudadanos en la soledad de su conciencia a optar por una sola opción.

¡¡¡Y caramba, viva Chile libre y unitario!!!

Juan Carlos Plaza G.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes