lee nuestro papel digital

Opinión

Avanzando en alfabetización inicial con el enfoque equilibrado


 Por Gerardo Erices Arriagada. (*)

Gerardo Erices Arriagada

La pandemia limitó la alfabetización inicial, más aún en escolares de alta vulnerabilidad social, a pesar de los constantes esfuerzos del profesorado con el APTUS.

Queríamos considerar  la cultura del estudiantado,  optamos por el enfoque equilibrado versión Lagos (EEL), para que un  2° básico se motivara por leer y aprendiera a leer y a escribir textos breves, incrementara su vocabulario y la conciencia lingüística y la lectura oral, en 16 sesiones semanales continuas de 60 minutos: 30 minutos de actividades participativas e interactivas de lectura placentera para desarrollar la motivación por leer a todo el curso y luego 30 minutos de trabajo docente focalizado en el los que no lee ni escribe.

El (EE-L) facilita la interacción docente- aprendiz, la mediación efectiva del docente e incorpora actividades que desarrollan las funciones lingüísticas básicas: hablar, escuchar, leer, escribir y producir textos auténticos; se focaliza en la motivación lectora (lectura placentera), comprensión lectora (implícita-inferencial-causa/efecto), lectura (texto atingentes a su cultura), producción de textos (invención y escritura de textos breves), dominio de la escritura (dibujo libre y guiado, ejercicios grafomotrices, transcripción de palabras y de oraciones breves y caligrafía con palabras y frases del texto), conciencia metalingüística (producción de rimas, reconocimiento de palabras, sílabas, discriminación visual y auditiva de sonido inicial, intermedio y final), comunicación oral (comentar, conversar, dramatizar), vocabulario -amplio y variado- (Lagos, I., 2003; Lagos., I. et al., 2015).

El EEL incluye el acceso dual: el léxico y el fonológico. El acceso léxico considera la identificación de palabras familiares que forman parte del texto. El acceso fonológico ocurre a través de actividades que facilitan el desarrollo de la conciencia fonológica,  discriminación visual y auditiva de palabras, de sonido inicial o final, encontrar sílaba inicial, intermedia o final en una palabra, extraer otras palabras en una más extensa, encontrar palabras que rimen. Implica relacionar fonema y grafema, trabajar pares mínimos; conciencia morfológica y sintáctica: trabajo intuitivo de concordancia de sustantivo y adjetivo, de verbo y sujeto; conciencia semántica: se representan las palabras del texto en ilustraciones apropiadas al sentido del texto, se enseña con buenos ejemplos el significado funcional de las palabras de vocabulario antes de leer el texto, posterior a la lectura, se ejercita el vocabulario mediante su uso en oraciones.

Los seres humanos necesitan desarrollar la motivación lectora desde la temprana infancia y la conciencia lingüística (fonológica, léxica, morfológica, sintáctica),  la comprensión de textos, que primero es auditiva; ver valorados sus conocimientos previos, conocimiento de mundo que necesita ver y sentir representado en sus textos y tiene Zonas de desarrollo próximo,  que  requiere una mediación  docente intencionada y sistemática.

Gerardo Erices Arriagada (*)

Programa de Magíster en Didáctica para el trabajo metodológico de aula

Escuela de Educación U. de Concepción.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes