lee nuestro papel digital

Opinión

#Unasolatierra


 Por Soledad Chamorro Rodríguez. Bióloga y Dra. en Ciencias Ambientales Universidad Santo Tomás, Sede Los Ángeles

Soledad Chamorro

Hace 50 años, un 5 de junio, se instauró el día mundial del medio ambiente, en la Conferencia de Estocolmo de 1972, con las mismas ansias de forjar un futuro distinto, un futuro consciente.

Actualmente, en medio de una era donde el cambio climático marca una huella transcendental en nuestro planeta, donde la velocidad de mutación de los virus nos mantiene alertas, donde miramos y comprendemos más que nunca lo que significa calidad, como una esperanza de vida, de cambios, de preservación del medio ambiente, de agua abundante y limpia, de una atmosfera transparente y de protección hacia la biodiversidad.

En este tiempo, donde se lucha por generar un ambiente sostenible para las futuras generaciones, y entender que somos uno solo y que cada acción que generamos en beneficio de nuestro planeta es una acción hacia nuestra propia sobrevivencia. Este 2022, se celebra con el lema #Unasolatierra #Onlyoneearth, sin duda reflejando que nuestro planeta necesita con urgencia que nos detengamos a mirar en 360°.

“Una sola Tierra” es el mismo eslogan que fue usado en 1972, en Estocolmo, para destacar que este planeta es nuestro único hogar. 50 años después esta frase parece más actual que nunca.

La propuesta es que cada uno de nosotros motive alguna acción grupal por nuestro planeta y celebremos juntos cuidando el medio ambiente. Los pilares de este año son: cambio climático, acción de la naturaleza y contaminación. El llamado es a compartir estas acciones que replicadas por todo el mundo pueden se un aporte a la sustentabilidad de la Tierra. La idea es subir a redes sociales las imágenes de estas acciones con la etiqueta de #unasolatierra o #onlyoneearth.

Muy de la mano, el 8 de junio, y a partir de 2008, se determinó el día mundial de los océanos.

Estas grandes masas de aguas que cubren las tres cuartas partes de nuestro planeta, integrando ciclos vitales para nuestra vida que son para muchos desconocidos. 

Aportan con alrededor del 50% del oxígeno liberado al ambiente, actúan como depuradores de sustancias y moléculas nocivas, integran una trama trófica única que lo hace merecedor de la mayor reserva de biodiversidad del planeta (aproximadamente el 90%).

Los océanos están llenos de riquezas y formaciones submarinas de las cuales quedan muchas aún por descubrir. Específicamente para Chile y el mundo entero, estos océanos, son un pilar fundamental en nuestra salud y alimentación y nuevos modelos sostenibles hacen que nuestros mares se presenten como una vital alternativa para el consumo de agua fresca en tiempos de crisis.

El poder sentir que tenemos todo a nuestros pies, también nos hace responsables de cómo devolvemos aquello que se nos regaló…

Abracemos a nuestro planeta esta semana cuando se celebra el día Mundial del Medio Ambiente y de los Océanos y pensemos en acciones para protegerlo.

Soledad Chamorro Rodríguez

Bióloga y Dra. en Ciencias Ambientales Universidad Santo Tomás, Sede Los Ángeles


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes