lee nuestro papel digital

Opinión

Bienvenida Paulina


 Por Mario Ríos Santander

MARIO-RIOS-10-1-499x576 (1)


Algo ha ocurrido con su llegada a la Delegación Presidencial. En la noticia de prensa, Paulina Purrán, la acompaña una fotografía. Mujer con rostro dulce y hermoso, mirada transparente, hizo que nosotros, gente del llano de esta provincia de Biobío, detuviéramos el andar para admirarnos de nuestra nueva autoridad que arribaba desde lo alto de nuestra cordillera, animada por el servicio público y orgullosa de su sangre.
Años antes, un alcalde admirable, René Correa, habría caminos, construía escuelas, internados, para mostrar a Chile esa tierra bendita que, en buena parte de su vida comunitaria, había puesto sus ojos allende Los Andes, Argentina. Nuestro país, estaba muy ausente. Sin embargo, el tesón de las comunidades pewuenches, decididas a ser parte plena de esta Nación que poco se había preocupado de ellas, asume el compromiso de revertir la historia. Y no solo lo logran con el buen ánimo dispuesto, sino que también, consolidan la institucionalidad que esta república había vedado, conformando una municipalidad, institución base de la administración nacional. Todo bien.
Ahora llega Paulina a compartir la historia institucional de toda la provincia de Biobío. No basta solo el municipio. Antaño, la presencia pewuenche, escribió combates, defensas guerreras de su pueblo como ocurrió en toda esta América del Sur. A ella le ha bastado solo una sonrisa, su inteligencia y determinación de ser autora del desarrollo y anhelos diversos de 400 mil almas, que reúnen pueblos distintos, migrantes antiguos, muchos nuevos, emprendedores frente a otros pueblos del mundo dispuestos a recibir los productos que se elaboran en estas tierras que Paulina conducirá. Si, dirigir Biobío, es ser parte de un rincón de este planeta, reconocido y querido en su nombre y su gente. El sello Biobío es parte de nuestro esfuerzo mundial.
¿Cómo recibirá el mundo la recepción de nuestros productos, ahora bajo la señera autoridad de una mujer pewuenche? ¿Nos permitirá Paulina, nuestra Delegada, llevar su imagen a las naciones del mundo? Sí, porque tal cuestión, adquiere con su presencia, una nueva dimensión. Es la Nación chilena y no solo una estructura administrativa la que conduce estas tierras que están presentes en la alimentación de muchos, en sus casas, mercadería diversa, en la educación. ¿Será entonces el tiempo de transformar a esta, nuestra provincia, la primera en tener “Sello Verde”, abriendo la esperanza de una alimentación más sana, robusta y ambientalmente aceptada por este mundo que comienza a mirar la naturaleza como un bien y no solo una herramienta productiva?
Nuestra Paulina, ha tomado el mando de Biobío. Ella sabe que la gente de esta, su provincia, son personas colaboradoras, exitosas y dispuestas a estudiar todo aquello que sea menester en esta vida tan compleja. No estamos exento de responsabilidades, buenas y malas, en este andar por llanos y cordilleras. Por ello, esta bienvenida a Paulina, nuestra Delegada Presidencial que esperamos, al revés, sea delegada nuestra ante las autoridades nacionales. Chile, lo sabemos, no se hace desde Santiago, su construcción como Nación, nace de manos que se extienden para recoger otras. Una mujer ha extendido sus manos y 400 mil almas le han respondido. Bienvenida Paulina.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes