lee nuestro papel digital

Opinión

Nuestra Historia


 Por Dra. Carmen Claudia Acuña Zúñiga Socióloga Delegada de la Dirección de Equidad de Género y Diversidad UdeC

Carmen-Claudia-Acuña-1

Hoy en un nuevo 8 de marzo, día en que se conmemora el día internacional de la mujer. La historia indica que los acontecimientos que dan origen a este día hablan de precariedad, abusos y demandas por condiciones laborales más justas que lamentablemente terminan en tragedia.  Tener un día internacional no significa felicitarse ni entregar obsequios. Se trata de una instancia que permite reflexionar y sensibilizar, pero ¿sobre qué reflexionar -dirá usted- si las mujeres ya lo han logrado todo? En jerga futbolística se trata de equipar la cancha para que, cada una pueda aportar con un juego activo, y no solo sentada en la banca mirando como otros hacen y celebran las anotaciones.

Con el inicio de un nuevo año académico en las universidades, las aulas se llenan de estudiantes. Imposible no recordar que fue en 1877 cuando, a través del decreto Amunátegui, se autorizó a las mujeres a cursar estudios universitarios. Hoy no hay limitaciones en los planes de estudios que ellas quieran seguir ¿Se imaginaría esto alguna vez Eloísa Diaz -primera mujer en cursar estudios superiores-, mientras asistía a la universidad, acompañada por su madre y separada de sus compañeros por un biombo en la sala de clases?

Una buena señal del avance femenino, se evidencia en que por primera vez el Banco Central tiene una mujer al mando. Con ello Chile, se suma a un reducido número de países en tener a la cabeza de la institución monetaria una mujer. En otro plano y en medio de un escenario altamente complejo por el conflicto entre Ucrania y Rusia, se ven mujeres arma en mano que se alistan para la guerra con la firme convicción del rol que pueden cumplir en la defensa ante el enemigo.

Ha sido un largo camino y gracias a las que pavimentaron la senda, otras han podido gozar de derechos básicos. No ha sido fácil, pues hay barreras y techos invisibles que persisten, resabios de creencias acerca del rol de las mujeres que limitan una ciudadanía plena.  Problemas como la distribución desigual de recursos, el acceso a la tierra y créditos, la participación asimétrica en la prestación de cuidados no remunerados y la violencia cruenta contra mujeres y niñas que se observa a diario, son algunas deudas.

El Día Internacional de la Mujer es una ocasión para reflexionar sobre los avances conseguidos, exigir cambios y también celebrar los actos de decisión de mujeres, que han desempeñado una función extraordinaria en la historia, que es también nuestra historia.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes