lee nuestro papel digital

Opinión

Como el ave Fénix


 Por Luis Rozas Mardones, psicólogo

Luis Rozas Mardones

En la vida existen sólo dos cosas concretas e innegables, la primera es la muerte, ya que con toda certeza, puedo decirte que todos nos moriremos en algún momento, por lo cual debemos ver ese momento como algo tan natural como la vida misma, más aún debes considerar que algunas veces hay que morir un poco para renacer, con más fuerza.

La otra certeza, o la segunda (si lo quieres ver así), son los cambios, piensa que cuantas veces, justo cuando pensabas que estabas en algo que iba a ser para siempre o que el camino sería recto y sin baches, aparece “algo”, que nos lleva a un punto de destino diametralmente distinto, ¿qué podemos hacer?, sencillamente usar todos nuestros recursos y redes de apoyo, para adaptarnos,  para seguir en marcha…no sirve estancarse.

Pero entiendo que en algunas circunstancias, será especialmente difícil asumir que todo desde ahora será distinto; tal vez se te nuble la mirada para encontrar un buen plan, si eso te ocurre, te recomiendo que navegues con toda calma con rumbo a la otra orilla, deja que la fuerza de la corriente te mueva en un plácido viaje hacia el destino que se aproxima y desde ahí, mira este nuevo escenario con otra perspectiva. Cuando las aguas se calmen, podrás ver tu propósito, en donde las piezas del rompecabezas roto, tendrán lógica para armarlo otra vez, sin perder de vista que todo comienzo, siempre viene  seguido de un final.

Recuerda que aunque nadie puede volver atrás y hacer desde ahí un nuevo inicio, cualquiera…incluso tú, puedes comenzar a partir de ahora a depositar el verde de esperanza en la mirada y hacer posible un nuevo final, que con la fuerza de un (a) guerrero (a), te permitirá poner firmemente los pies en la ruta y avanzar.

Sí, esta nueva aventura, que la vida pone frente a ti, te permitirá valorar de otra manera la vida, la que a pesar de los malos momentos, los dolores o las decepciones, siempre y,  escúchalo fuerte,  ¡siempre! te dará la oportunidad de reiniciar el camino, poniéndote de pie una y mil veces, ¡tú puedes hacerlo!, herido… pero no derrotado.

Amigo (a), si tienes la oportunidad de regalarte algo en esta instancia, regálate un cambio, recuesta tu cabeza sobre el pecho de la vida y escucha como late fuerte el corazón, que con energía te impulsa a continuar, a pesar de las dificultades, aunque no tengas ganas, aunque parezca todo cuesta arriba, no importa que avances lento, pero hazlo sin pausa, te puedo decir con mucha convicción, que aunque parezca imposible…si estas convencido, nada lo es.

Es entonces después de la tormenta, el punto de partida que tanto esperaste, tienes frente a ti un libro completo de páginas en blanco, junto al cual hay un tintero y una pluma ¿Qué vas a escribir? ¿Cómo lo vas a escribir?, eso depende de una sola persona, de ti mismo, así que ha llegado el momento de empezar, no lo postergues más, esta vez será diferente ya que plasmarás una versión más fuerte y más sabia de ti.

Por último, nunca olvides que tal como el Ave Fénix, luego de pasar por un fuego renovador, de manera majestuosa vive, crece, aprende y resiste, para dar paso a disiparse en sus cenizas, desde las cuales retorna a la vida, ansiosa de encontrar un nuevo amanecer, por eso, si no te has dado cuenta, quiérete mucho, tienes nuevas alas para volar donde desees, piensa en ti, tú eres la luz que ilumina tu alma y el corazón de los demás. ¡¡ Que tengas un maravilloso día!!

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes