lee nuestro papel digital

Columnistas

Agua y ciencia, la ecuación que salvará al ser humano


 Por Jorge Rivas Figueroa, alcalde de Mulchén
Vicepresidente AMRBB

Jorge-Rivas-alcalde-de-Mulchen (1)

Mientras mis vecinos de Mulchén, del Biobío, de Chile y el mundo ven los cambios que se producen en el clima y como estos han provocado una crisis hídrica con claras muestras de sequía en el centro norte de nuestro país, los alcaldes de nuestra región hemos iniciado una ofensiva directa para proteger el recurso en medio de un momento histórico para nosotros.

Hace dos semanas y tras conversarlo como Asociación de Municipios de la Región del Biobío, nos dimos a la tarea de sumar actores del mundo político, medio ambiental y científico para proteger el recurso y asegurarlo para el consumo humano, priorizando aquello para hacerlo convivir de forma amigable con las industrias agrícola, ganadera, forestal y la del turismo.

Uno de nuestros primeros grandes logros como AMRBB fue sumar, a esta titánica tarea, al gobernador regional, Rodrigo Díaz que tras recibirnos comprometió el apoyo de la institucionalidad para esta tarea.

Mientras se establece la llamada “Mesa del agua”, como alcaldes seguimos atentos al debate que se genera en la Convención Constituyente y como el trabajo de los convencionales intenta proteger y asegurar propiedad sobre recursos naturales que serán estratégicos para el futuro de nuestros compatriotas, temas que van más allá de una re nacionalización del cobre y sobre la exigencia justa de asegurar la producción del litio  con capitales nuestros, llegando incluso a establecer derechos nacionales sobre el agua, que hoy sigue siendo mal gastada (legal o fraudulentamente).

En su visita como candidato a La Moneda, en el inicio de las campañas para la segunda vuelta presidencial, nuestro actual mandatario electo, Gabriel Boric también escuchó atentamente a los alcaldes de AMRBB. Esta vez, en Concepción, le hablamos de la importancia de proteger un recurso que incluso ha sobrevivido a ideas para su traslado desde nuestra cordillera hacia el norte, a través de un proyecto que recibió el repudio de todas las fuerzas vivas del Biobío, la “carretera hídrica” y que gracias a la cordura de todos los habitantes de este territorio logró estancar el anhelo de grupos minoritarios que no consideraron ni considerarán nunca las realidades locales y la importancia del agua, no solo para la sobrevivencia humana, sino como un elemento esencial para la vida del planeta, un elemento que marca la cosmovisión de nuestros pueblos originarios, con quienes claramente estamos en deuda en esta y varias otras materias.

Sabemos que hemos elegido un camino de rosas, no por la suavidad de sus pétalos sino más bien por los problemas y dolores que dan sus espinas, pues esta lucha por la protección de nuestra agua se enfrentará a quienes ven en ella una herramienta para generar riqueza más que en un elemento, en torno al cual, gira la vida.

Con esperanzas, al analizar las prioridades del gobierno de Boric, hemos notado que dentro de ellas está la preocupación especial sobre el medio ambiente, pero en especial sobre el agua y aunque como AMRBB  no podemos arrogarnos esa preocupación, lo cierto es que como lo he dicho antes, la suma de las preocupaciones de los habitantes de Chile ha resultado en la instalación del tema al nivel de una política de Estado, al menos eso pensamos y confiamos. En el cierre y consciente de que el agua ya es un tema transversal que debe ser tratado de un punto de vista multidisciplinario es que hoy, además de este análisis, quiero felicitar esta nueva iniciativa del gobernador regional, Rodrigo Díaz que junto a nuestro presidente, Álvaro Ortiz presentaron el “Fondo de Agua Cuenca del Ríos Biobío” que entre otras cosas pretende reunir evidencia científica que permita proyectar una visión de uso sustentable que se desarrolle a lo largo de los años.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes