lee nuestra edición impresa

Opinión

Halloween y dientes


 Por Dra. Chris Alarcón Académica Facultad Odontología U. Andrés Bello

Chris-Alarcon-UNAB

Cada año se suman más familias con niños en la celebración de Halloween, una festividad que los más pequeños de la casa disfrutan disfrazándose y, sobre todo, comiendo distintas clases de golosinas.  

Los especialistas advertimos que en esta celebración debe existir moderación en el consumo de los dulces y preferir algunos más que otros.  

Los dulces ‘menos dañinos’ serían los que tienen menos contenido de azúcar añadido o libre de ella y que sean de consistencia no adherente, que se mantengan menos tiempo en la boca y, por ende, que sean fácilmente removidos por el cepillado. También los caramelos más duros son peligrosos, ya que se disuelven lentamente en la boca y aumenta el periodo de exposición de los dientes a estos azúcares, y si son masticados pueden fracturar un diente o alguna restauración presente en la boca de los niños.  

Para lavar los dientes, no mojar el cepillo ni antes ni después de dosificar la pasta, debemos siempre utilizar pasta dental fluorada, con la cantidad indicada por su dentista según su edad y riesgo. La pasta debe contener entre 1000 y 1450ppm de flúor, el cepillado debe durar como mínimo 2 minutos y debe ser realizado por un adulto instruido hasta aproximadamente los 8 años de edad. 

También es importante considerar, siempre visitar al dentista y acudir a controles de forma periódica; cepillar los dientes como mínimo dos veces al día (mañana y noche) durante dos minutos; evitar las colaciones ricas en azúcares, preferir alimentos no procesados como frutas, verduras y frutos secos; es importante limitar el consumo de azúcar en los niños, tanto para su salud dental como para su estado de salud general. 

Dra. Chris Alarcón 

Académica Facultad Odontología U. Andrés Bello 

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes