lee nuestra edición impresa

Opinión

¿Cómo elegir una pasta dental?


 Por Natalia Chabur Padilla, Coordinadora de carrera Técnico en Odontología (s) Santo Tomás Los Ángeles

Natalia Chabur

Durante algunos años nos hemos cuestionado incansablemente que pasta de dientes es la mejor, el precio de seguro debería asegurar lo buena o efectiva que es. Pero no es así, no siempre lo más caro es lo que necesitamos.
Lo más importante en nuestra higiene bucodental es eliminar mecánicamente la placa bacteriana, ósea, el uso de cepillo e hilo, el cepillado no es suficiente y siempre debe complementarse con otra técnica ya sea hilo-seda o cepillos interproximales, que permite que la placa bacteriana y acúmulo de alimentos se eliminan gracias al efecto de barrido de estos instrumentos.
Entonces, ¿Qué hace la pasta de dientes? El principio activo fundamental en el flúor, donde la ciencia y los protocolos clínicos nos indica que debemos utilizar una pasta de dientes idealmente con más de 1400ppm, en niños y adultos. ¿Por qué hacemos la diferencia entre pasta de niños y adulto? Generalmente por la percepción del niño a sabores más “amigables” como es el chicle o el tuti fruti, dando importancia a la cantidad que se aplica al cepillo. Por lo tanto, un niño pequeño podría usar pasta con sabores a menta pero cuidando detalladamente la cantidad que requiere según su edad y cantidad de dientes en boca.
Es muy importante la fase educativa de la mayoría de los programas odontológicos del servicio público y el tiempo que dedicamos a la promoción en salud en el área privada, como profesionales de la salud bucodental debemos potenciar esta arista tan importante que es el de educar a nuestros pacientes y familia.
Generalmente nos consultan por la efectividad de las pastas blanqueadoras, y concordamos en expresarle a nuestros pacientes que los dientes tienen un color natural y diferente en cada persona, así como el color de piel o cabello, y con una pasta no es suficiente cambiar el color de la dentina (que es lo que le da el color al diente), la mayoría de las veces es un costo adicional y que en verdad no conseguiremos el resultado que deseamos. El esmalte de los dientes puede teñirse con manchas originadas por nuestra alimentación o hábitos como el cigarrillo, pero la recomendación es no intervenir de manera autónoma, así como solicitamos que la población NO se automedique con antibióticos u otros fármacos. La pasta de dientes especiales, por ejemplo, con más de 5000ppm de flúor, son indicadas en pacientes con requerimientos especiales y deben ser indicadas por un profesional.
¿Dónde podemos leer la cantidad de flúor? Generalmente en el reverso de la caja de la pasta dental señala los ppm (parte por millón) de flúor y aunque no lo crean podremos encontrar múltiples opciones en la farmacia, negocios o supermercados.
Entonces, no solo debemos cuidar nuestro bolsillo creyendo que siempre lo más caro es lo más bueno, si no también evitar dañar nuestro esmalte irreparablemente (ya que no se regenera o cicatriza). Siempre es mejor hacerse asesorar por un profesional del área.
Finalmente, recordar que la pasta no hace milagros y nuestro mayor trabajo es el cepillado y el uso de hilo, o ¿ te imaginas lavando un piso con el mejor detergente sin sacar el barro que lo tapa?.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes