lee nuestra edición impresa

Opinión

¿Existe una fórmula para crear a grandes ciudadanos?


 Por Jorge Rivas Figueroa Alcalde de Mulchén. Vicepresidente AMRBB

Jorge Rivas, alcalde de Mulchén

Hace 16 años cuando decidí presentarme a las elecciones para ser concejal de Mulchén y luego para ser alcalde sabía que uno de los nortes de todo gobernante es generar las condiciones para una buena educación.
Formar a nuestros niños y niñas es una de las tareas que se me ha designado por mis vecinos a través de su elección y es mi tarea respetar ese mandato, además de dedicar mi trabajo al mejoramiento de la infraestructura haciendo de Mulchén una comuna amigable con todos sus habitantes, también hemos generado los espacios para todo tipo de actividades pasando por las culturales, las recreativas y por cierto, las educativas.
Bajo esa mirada, junto a nuestro DAEM, hemos fortalecido los talleres que vienen a acompañar paralelamente los procesos educativos clásicos, generando todo tipo de oportunidades que incluso han permitido a nuestros alumnos/as llegar a China y a otros países a través de nuestros convenios internacionales. Todo a través de un trabajo integral, cuyo objetivo es formar ciudadanos que sean un aporte a nuestra comuna, provincia, región y, claramente, al país.
El siglo XXI ha dejado en evidencia las carencias y deficiencias del sistema educativo en Chile. Si bien, como dice el historiador Gabriel Salazar, las razones de “La revolución pingüina” se pueden buscar mucho antes de 2006, lo cierto es que hoy las demandas estudiantiles más profundas siguen al debe.
¿En cuántas partes pueden decir que la educación pública considera los modelos educativos integrales para sus alumnos y alumnas? Yo puedo, porque lo hemos trabajado durante los últimos 8 años y lo seguiremos haciendo mientras dure, este, mi último mandato.
Si bien los logros alcanzados para justificar estas palabras son bastantes, lo cierto es que para efectos de este artículo me detendré en dos programas: La Escuela de Fútbol y la Escuela de Tenis, teniendo en cuenta que se apoya a todas las actividades deportivas que basen su trabajo en la formación completa de sus participantes.
Con orgullo podemos decir que desde el DAEM de Mulchén se ha creado un semillero deportivo que ha comenzado a dar frutos.
Con un esfuerzo sobre humano en materia de recursos humanos y económicos hemos logrado llegar a un punto importante para llevar a Mulchén a tercera división y para ello, la base de este equipo nace en la Escuela de Fútbol Municipal.
La misma historia se vive en el tenis y si bien nombres para poner hay, lo cierto es que lo que quiero destacar es el trabajo mancomunado de todos quienes piensan que con educación el futuro de nuestra comuna está asegurado.
El deporte y la educación deben ir de la mano, no para satisfacer necesidades puntuales de figuración de la clase política en tiempos de elecciones, sino como un norte que de claridad que uno de los caminos para el crecimiento de un pueblo se da bajo este binomio, tal como lo creyeron los griegos, forjadores junto a los romanos de toda la cultura latina, considerando claro que en “lo latino” está la cuna de la civilización occidental.
Mis felicitaciones a nuestros deportistas y mi compromiso con ellos para seguir creando y generando espacios que les entreguen las herramientas para que sean ciudadanos que ayuden a crecer más y más a nuestra comuna, provincia, región y país.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes