suscríbete al boletín diario

Opinión

Internet: el fin de la oscuridad rural


 Por Jorge Rivas Figueroa Alcalde de Mulchén - Vicepresidente AMRBB

Jorge Rivas, alcalde de Mulchén

Los últimos años del siglo XX fueron especiales para teorizar y debatir en torno a la llegada de una tecnología que unía al mundo. Universidades y diversos centros de pensamientos (Think Tank) se unían para proyectar la importancia de internet en el futuro y, hoy que bordeamos el primer cuarto del siglo XXI, ya comprobamos la importancia de esta para el desarrollo de lo local.
La democratización de la información a través de internet servía para explicar que el conocimiento sería horizontal, es decir lo mismo para todos, pero la realidad dio cuenta de aquello y también del caos.
En pleno 2021 donde la tecnología está masificada y el mundo no funciona si se desconecta de la “gran red”, la realidad nos ha dado una nueva bofetada que nos llama a la humildad y que nos ha hecho unir fuerzas para llegar a todos los rincones con ella, más cuando en medio de una pandemia, los principales afectados han sido nuestros niños y niñas en edad escolar.
Si bien me siento orgulloso de aquellos alumnos y alumnas que recorrieron grandes distancias o se instalaron en los lugares más extraños para poder “agarrar señal” y conectarse a sus clases, también felicito el sacrificio familiar de dejar el único celular de la casa para priorizar los estudios.
Esa realidad nos hizo conocer el concepto de “iluminación”’ y de forma abstracta, pero lógica, compararlo con el periodo de “la ilustración”, proceso histórico donde el conocimiento destinado a educar y acabar con las desigualdades terminó entre otros grandes hitos, por ejemplo, en la Revolución Francesa.
Con la idea de llegar a todos los rincones nos dimos al trabajo de terminar con toda “zona oscura” o lugares donde no llega la red y, así como toda buena iniciativa es premiada, a nuestra casa llegó la Fundación “Levantemos Chile” para tender una mano con un proyecto pionero de conectividad convirtiéndonos en la primera comuna del país en trabajar con ellos para brindar llegar con “señal” a los sectores de Malvén, Rapelco, Aurora de Enero y Sol de Septiembre y acabar así, con una “zona oscura” que a partir de ahora estará iluminada.
Ir de la mano con “Levantemos Chile” es ir de la mano con su máximo referente, Felipe Cubillos y en cada reunión con ellos, el sello se hizo sentir. Sobre toda acción humana egoísta está la idea de aportar, ayudar, empatizar y sobre todo, solucionar y así lo hicimos.
Con la conexión del sector rural sur poniente de Mulchén no estamos cumpliendo compromisos de campaña, estamos haciendo lo que la ciudadanía ha demandado al poder político que es velar por su bien común y el libre acceso a la información, que para estos casos también será educación para niños y niñas que sueñan con ese mundo mejor aunque hasta hoy corrieran en desventaja.
A partir de ahora “La Ilustración”, entendida como procesos de descubrimientos y aprendizajes, será posible gracias a la conexión a internet, pero para que eso funcione, el trabajo junto a “Levantemos Chile” incluye la entrega de herramientas para que nuestros estudiantes puedan acceder a las aulas y por cierto a un mundo donde todo es posible si se siguen los caminos correctos.
La emoción invade nuestros corazones, estamos dando verdaderas oportunidades, estamos democratizando el acceso a la educación en medio de una pandemia. En síntesis la correcta unión de lo público y lo privado, debe redundar sin excepciones en el Bien Común y así lo hemos hecho y así los seguiremos haciendo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes