suscríbete al boletín diario

Opinión

¿Habrá otro país igual?


 Por Mario Ríos Santander

MARIO-RIOS-10-1

La región del Biobío, debe ser de los espacios territoriales más representativos del país.

Aunque falta el desierto. En aquel libro, “Chile una loca geografía” su autor, Benjamín Subercaseaux, al narrar estas tierras, señala, “…nuevamente las arenas”, haciendo un símil del desértico norte, con la imagen de esta “Isla de la Laja”, abandonada, sin vegetación atractiva, seca, calurosa en el verano. Debieron sus campesinos, construir canales, limpiar esteros y regar, transformándola en la mejor agricultura chilena. Entonces, ya lo digo, solo faltó el desierto, el resto, lo tiene todo y su población, representativa social nacional, en urbes repletas de tráfico, puertos, ciudades pequeñas, indígenas con denominaciones diversas, montañas, lagos, costas embravecidas, volcanes, industrial, pesquera, agraria, minera, ¿Qué más falta?, en fin todo. No falta nada.

No nos conocemos, eso falta. 

Los Ángeles, no tiene vocación de playa. En días de relajo se repletan ríos o lagos en el sur… también el compadre que compró una parcelita. Le comen toda la huerta y se vuelven al “pueblo”, el domingo, al atardecer. A Playa Blanca, en la costa, frente a nosotros, nadie. De pronto algún bus de la tercera edad, detenido mirando el mar. La mitad de los pasajeros, no descienden. El viento y la arenilla, molesta los ojos. Para la próxima, no le aguantarán al alcalde que los manden a la playa. Mejor una terma o el añorado Pucón.

En esta tierra “de todo”, surgió una encuesta. Preguntaron si su situación era mejor que la de sus padres. Un 71% dijo, “Sí, es mejor que la de la generación de nuestros padres”. Esta cifra ya era conocida en otra encuesta de carácter nacional. ¿Un 71% de la población declara tener progreso real en estas décadas de enorme desarrollo nacional? ¿Habrá otra República en América y más aún en el mundo que pueda demostrar tal nivel de aceptación? Tengo muy justificadas dudas de que ello ocurra. Y algo más, ¿Cuáles serían los resultados en Argentina, Venezuela, otros? Dramático.

Pero, ¿esta aceptación nos deja tranquilo? Bueno, claro que sí, en lo que se refiera al camino andado, pero surge una enorme responsabilidad. El conocimiento, el ingreso a la ciencia, aquilatar los asuntos políticos, el mundo, asumir que somos parte de ese planeta, las posibilidades que se abren, las obligaciones que se asumen… en fin, es un mundo cuya amplitud, no alcanzamos a dimensionar… y aunque nuestra nacionalidad, nos enreda por esta suma de cultura que han surgido y que solo conocíamos épicamente, no en el alma, ni menos en la razón natural de las cosas, hemos debido entender que finalmente la República no era la solución de todo. Por ello, sus representantes, el llamado “mundo político”, tiene tanto rechazo.

En efecto, nuestra región, es la suma de Chile. También quiere dar fuerza a la Nación, hoy tan marginada. Bienvenido un Chile fascinante y una región espectacular si hacemos bien las cosas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes