suscríbete al boletín diario

Opinión

La psicología detrás de la Matrix en Internet: ¿Quiénes somos allí?


 Por María Francisca Jara Ramos Académica de la Carrera de Psicología de la Universidad Santo Tomás

Foto Francisca Jara

Somos seres conscientes, elegimos constantemente entre distintas opciones. Internet es una de ellas. Tenemos el constante dilema de ser parte de la Matrix virtual o renegar del tren desbordado y sin control que es la tecnología. Al igual que la elección que vimos en aquella película de culto de Sci-fi, donde Morfeo nos muestra y da a elegir entre: abrazar una incómoda verdad o la dichosa ignorancia, representadas en una pastilla roja y azul. Cada vez que nos conectamos a Internet y a las redes sociales, elegimos mantener nuestro self real o generar un self virtual. Podemos seguir siendo la misma persona que somos en nuestro plano terrenal o ser alguien completamente distinto en el mundo cibernético.
Y es que la psicología los últimos años se ha dedicado a estudiar precisamente este fenómeno y a trabajar en torno a la pregunta ¿es la virtualidad algo distinto a la presencialidad?, ¿nuestra identidad es distinta en estos dos espacios?, ¿por qué lo que pasa en redes sociales me afecta en la “vida real”? Las preguntas son varias y las respuestas se están construyendo. Una de esas respuestas es que, efectivamente, la virtualidad resultaría ser una especie de sombra de la presencialidad. Si bien, en este espacio que nos ofrece el Internet podemos adquirir características que en la vida real no tenemos, estas no son un invento aparte ni son elementos que desconocemos. Esta identidad de Internet es precisamente una proyección de nosotros mismos. Es por ello que, lo que sucede en las redes sociales, afecta directamente en el bienestar de las personas, y una imagen o un simple “me gusta” en una publicación, puede hacer que tu día sea espectacular o un momento de angustia total.
Es importante comprender que, hoy en día, el Internet es una necesidad y que los espacios que construimos en ellos influyen directamente en nuestro bienestar. Es por este motivo que informarse, tomar decisiones adecuadas y aceptar que este espacio es parte de nuestra vida, en vez de darle una connotación negativa y monstruosa, nos permitirá tener una convivencia amigable y positiva de esta Matrix a la cual ya pertenecemos.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes