suscríbete al boletín diario

Opinión

Los 155 navegantes


 Por René Luis Núñez Ávila. Profesor de Derecho Procesal. Universidad de Chile

Rene Nuñez

Llegó la hora decisiva. En 188 años de historia hemos tenidos tan sólo tres Constituciones: 1833, 1925 y 1980 y nunca una generada a partir de un estallido social, con paridad de género y participación de pueblos originarios que obliga a tener dos plebiscitos y un proceso constituyente con 155 participantes.

Se trata de un proceso que excede las vidas de cada uno de nosotros e implica regular el futuro del país para hijos y nietos e incluso más allá. Por eso se habla que una Constitución es un acuerdo intra generacional y también intergeneracional.

Estamos viviendo la peor crisis económica y saliendo recién de la peor pandemia mundial que azota aún al mundo por lo que no votar sería perfectamente entendible, pero al ser dos días y estar en presencia de una elección tan trascendental, es necesario recalcar su importancia y ser conscientes de este deber histórico.

¿Qué tipo de Estado Democrático queremos tener?, ¿qué principios nos inspirarán?, ¿qué rol jugarán las mujeres y los pueblos originarios?, ¿qué derechos fundamentales establecer y cómo satisfacerlos?, ¿qué tipo de régimen político tener, ¿tendremos un Estado moderno al servicio de las personas?, ¿Cuántas instituciones y de qué manera se limitará el poder estatal, generando los contrapesos necesarios?, ¿cuánta participación ciudadana logremos obtener?, ¿lograran los convencionales de regiones descentralizar el país?. Un sinfín de temas que componen una Constitución y que deberán ser resueltos por 155 ciudadanos.

Entonces, esta elección nos cambiará la vida, especialmente para los jóvenes que verán surgir un Chile distinto, con nuevas reglas del juego. El 25 de octubre de 2020 votaron 7.5 millones de personas, esto es, un 50,95% del padrón electoral. Quedarse en sus casas es una opción, pero no es la más atractiva, especialmente para quienes desean que su voz sea escuchada.

Este Chile no es el de los años 70, 80, 90, es un Chile distinto y los 155 navegantes tendrán en sus manos el poder constituyente para reflexionar, dialogar y crear el mejor diseño institucional que nos permita seguir mejorando como seres humanos y convivir en armonía.

Veremos nuevos liderazgos, acuerdos, nuevas formas de trabajo, amistad cívica, virtudes y defectos. Será un enorme desafío y, sea quien sea, tendrán una enorme responsabilidad.

Estas son palabras de Humberto Maturana, recién fallecido, para nuestros 155 navegantes: “La humanidad ha vivido pandemias en otras ocasiones y habido muertes enormes y mientras no se llegue a una vacuna o un remedio directo, la única posibilidad es evitar los contagios. Entonces aparece la colaboración. Podemos empezar a construir espacios de convivencia en el mutuo respeto y en la confianza porque nos vemos como parte de lo mismo, porque estamos viviendo juntos”. Mucho éxito a ustedes y a Chile…

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes