suscríbete al boletín diario

Opinión

Paso Pichachén: el triunfo del sector público y privado


 Por Miguel Pezoa Reyes Presidente Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Los Ángeles A.G.

07-09-2018_18-53-451__miguelpezoa14-1

El Paso Pichachén (hombre grande, en mapudungún), a poco más de 2000 metros sobre el nivel del mar, una altura menor a la de otros pasos de la zona centro sur de Chile, une directamente la provincia de Biobío con Neuquén, por el lado argentino, más contiguamente Antuco y El Cholar, por lado y lado.

Según este mismo medio, sus orígenes pueden rastrearse allá por el año 1806, cuando ya se apreciaba la presencia de hombres y sus caravanas de animales portando diversos productos destinados al intercambio, en medio de una geografía suave que, en tiempos favorables, permitía transitarla con mayor facilidad. Los pehuenches dominaban el entorno.

Tal vez nos sorprenda que las tratativas para potenciar su envergadura daten de los mismos tiempos de Bernardo O’Higgins, cuando autoridades de la época realizaron el trayecto que media entre la comuna cordillera y el país trasandino, con la visionaria idea de mejorar las condiciones comerciales entre Talcahuano y Argentina. La gestión se atribuye al alcalde de la época de la comuna de Concepción, Luis de la Cruz.

Muchos, pero muchos años, así como decenas de gestiones públicas y privadas, debieron pasar para que el año 1998 se le incorporara en la nómina oficial de pasos fronterizos con el carácter de permanente, pese a estar abierto solo en tiempo estival.

Como en muchos otros aspectos, es la prensa las que nos permite rastrear la historia y reconstruirla, así como escribirla a diario, en tiempo presente, sin pensar a modo consciente que cada letra será parte del futuro.

La historia del Paso Pichachén es la historia de un triunfo colectivo de varias generaciones que, merced de la necesidad de comunicación y compraventa, fueron tejiendo la articulación de voluntades y hermandad entre dos pueblos.

A pocos días de que el gobernador de la provincia de Biobío, Ignacio Fica Espinoza, anunciara –en buena hora– importantes obras para la zona, que se empezarían a materializar a partir del tercer trimestre de este año, podemos considerar que el Paso Pichachén se viste, por fin, de pantalones largos. Gracias, Gobernador.

Parece de justicia mencionar, además, a algunas de las personas y entidades que han contribuido a lo anterior: Rotary Club, Sernatur, Carabineros de Chile, PDI, el ex alcalde de Antuco Claudio Solar, Gobierno Regional, Ministerio de Obras Públicas, alcaldes y ex alcaldes de las comunas aledañas, como Miguel Abuter, actual autoridad de Antuco, y las propias autoridades y dirigentes de Neuquén que, con su buena voluntad, acortaron el camino y lo hicieron más agradable. Son solo algunos de los que han contribuido a esta loable iniciativa. También dirigentes gremiales y empresarios turísticos de Antuco, que nunca abandonaron este sueño que asomaba con solo mirar las altas cumbres.

Nuestra Asociación Gremial también ha aportado su propio grano de arena. El tema ha estado permanentemente en nuestras líneas de acción, a través del actual Directorio como anteriores, y con figuras que antaño promovieron esta idea con energía y pasión, como don Jorge Carle Morales y don Carlos Bruna Vega, ambos reconocidos empresarios del ámbito turístico –socios y directores de nuestro gremio– que no escatimaron ideas y recursos para sensibilizar a las autoridades correspondientes, una prueba –como decía anteriormente– de que una iniciativa público-privada, que sienta sus bases en el sentir de una comunidad, arriba a buen puerto aunando transversalmente a personas de todos los credos, tendencias políticas, cargos y ocupaciones.

No cabe más que esperar a que la construcción del complejo del paso fronterizo selle este gran avance para nuestra provincia, la que muchas veces hemos considerado relegada al peso abrumador de Concepción. Sin duda, ganamos todos cuando potenciamos el intercambio económico, deportivo, cultural y turístico entre Chile y Argentina, y si ya son miles los que han cruzado este tramo a lo largo de la historia, de seguro serán miles más quienes podrán disfrutar de un complejo acorde a las necesidades de los nuevos tiempos.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes