suscríbete al boletín diario

Opinión

¿Para dónde va nuestra comuna?


 Por Florentino López Chamorro

Florentino López Chamorro

No es sorpresa partir afirmando que la comuna de Los Ángeles está entre las ciudades con mayor crecimiento económico y demográfico de la región y país. Sin embargo, habría que preguntarse si este crecimiento va aparejado del mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes, si es equitativo y qué efectos presentes y futuros se están visualizando.

Recientemente el Gobierno Regional del Biobío financió un estudio, que ejecutó la Pontificia Universidad Católica de Chile, el que buscó reconocer los principales atributos y problemáticas  no solo de nuestra comuna, sino en conjunto con otras, con la que mantiene la mayor cantidad de relaciones funcionales; entendida esta; como la cantidad de viajes e intercambios por temas laborales, de servicios como estudios, atención de salud, comercio, turismo, etc. Y se realizó pensando en la generación de un sistema de ciudades con mayor planificación conjunta, considerando que el desarrollo de una afecta o se potencia mutuamente con las otras, generando una mayor integración y desarrollo colaborativo.

En ese contexto, este estudio arrojó valiosísima información para entender a donde hemos llegado y hacia donde nos lleva esta tendencia. De partida nos señala que esta capital provincial, mantiene mayores relaciones funcionales con las comunas de Mulchén y Quilleco, las que demuestran que un 15% de la población de esas comunas trabaja en Los Ángeles, seguidas por Nacimiento, Negrete, Laja y Santa Bárbara. Pero, también nos describe con un crecimiento exacerbado y mono céntrico de nuestra ciudad, puesto que concentra el 74% de la superficie urbana de las siete comunas mencionadas y un 45% respecto de toda la provincia, proceso que se cuadruplicó entre los años 1985 a 2017, pasando el suelo urbano de aproximadamente 4.000 hectáreas a 9.478.

Asimismo, esta centralidad de Los Ángeles aumenta sostenidamente, concentrando la mayor cantidad de población con un crecimiento de 21.5% según el último censo y una concentración de más del 50% de la población provincial, como también acumulando la mayor cantidad de actividades económicas, educacionales; entre otras; a diferencia de las comunas más pequeñas que muestran un estancamiento.

Esta centralidad, se aprecia también en otros indicadores como la construcción de viviendas, con notoria preferencia por localizaciones en el sector urbano, aunque estos últimos años se ha evidenciado una expansión hacia sectores cercanos al límite urbano y hacia los sectores rurales.

Ahora bien, ¿Cuáles serán los efectos de este crecimiento y concentración en la calidad de vida de la población?, no hay que ser experto para darse cuenta del atochamiento vehicular. Los Ángeles, presenta los indicadores más altos de uso del automóvil para trasladarse al trabajo, con un 30%, v/s un 24% en la región y un 25% del país. La insuficiencia de estacionamientos, la presión sobre la disposición de residuos, la contaminación atmosférica, la concentración de servicios en pocas cuadras, entre otros, son solo algunos de sus efectos.

Como rompemos esta inercia o tendencia actual de desarrollo y prospectamos una planificación territorial integrada que considere no solo a la comuna de Los Ángeles, sino que también las otras,  donde se manifiestan las mayores relaciones funcionales, de tal manera de generar un modelo de desarrollo que considere un trabajo integrado, articulado, inclusivo y amigable, donde coexistan e interactúen amigablemente las personas de los sectores urbanos y rurales de las distintas comunas involucradas y existan subcentros con disponibilidad de bienes y servicios, y donde el único norte sea el mejoramiento de la calidad de vida y el bien común de todos sus habitantes.

Los Ángeles, no puede seguir creciendo de esta forma, estamos en presencia de un desarrollo urbano que responde a las dinámicas economicistas, sin un proceso de planificación estratégico y territorial integrado, que mire la comuna en todas sus interrelaciones como capital provincial. ¿Cómo y qué tipo de planificaciones y acciones debiéramos desarrollar para romper y cambiar esa tendencia de desarrollo?… Ese será el objetivo de mi próximo artículo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes