suscríbete al boletín diario

Opinión

Día Mundial del Sida 2020


 Por Matrona Catalina Otarola Baeza, Jefe C.C. ITS Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” Los Ángeles

Matrona

Como bien sabemos, durante el año 2020, el mundo ha estado expuesto a la pandemia por COVID-19, la cual ha planteado enormes desafíos para la salud de la población en diferentes ámbitos, incluida la temática del VIH/SIDA.

La pandemia por Coronavirus, ha visibilizado fuertemente que la salud se interrelaciona directamente con otros problemas fundamentales como la desigualdad, los derechos humanos, el género, la protección social y la estabilidad económica. Estos mismos determinantes sociales han sido identificados en la trayectoria y desafíos de la lucha contra el VIH/SIDA.

En 1981, en Estados Unidos, se describen los primeros casos de SIDA en el mundo. En el marco del trabajo internacional en VIH/SIDA y desde 1988, se impulsa la conmemoración del Día Mundial del SIDA, cada 1º de Diciembre, el cual constituye un hito central en la promoción de los mensajes sobre VIH/SIDA en todo el mundo.

El 22 de Agosto de 1984, a sus 38 años, fallece Edmundo Rodríguez, el primer paciente diagnosticado con VIH en Chile. Su caso provocó mucho impacto en la opinión pública. “Enfermedad rara”, “cáncer gay”, fueron las reacciones de la prensa desinformada de la época, desatando alarma y pánico social en la comunidad.

Lamentablemente, muchos de esos estigmas siguen vigentes en gran parte de la población, quedándonos aún mucho camino por recorrer en la entrega de información veraz, oportuna y sin sesgos.  Aún en pleno siglo XXI, existe prohibición de oferta de preservativos en los colegios y organizaciones juveniles, y se presentan muchas dificultades para educar sobre sexualidad a nuestros jóvenes e infantes. 

Para acabar con las pandemias del VIH y COVID-19, coincidentes en el tiempo, es clave eliminar el estigma y la discriminación, poner a las personas en el centro de la pandemia, basar nuestras respuestas en los derechos humanos y adoptar enfoques con perspectiva de género.

En el contexto actual de pandemia por COVID 19, ONUSIDA ha propuesto para el presente año el lema “Solidaridad mundial, responsabilidad compartida”. Una vez más, los activistas del VIH y las comunidades afectadas han demostrado al mundo que son el gran pilar de la respuesta al VIH. Es precisamente esa fortaleza que reflejan las comunidades la que inspira a alcanzar una responsabilidad compartida.

Dicho lema nos invita a contemplar desde una nueva perspectiva, proponiendo que el mundo trabaje en conjunto para garantizar la total financiación de la salud, el refuerzo de los sistemas sanitarios, el acceso garantizado a toda la población, el respeto a los derechos humanos, como también el respeto inquebrantable y central a las mujeres, las niñas y niños y disidencias.

En Chile, actualmente, se encuentra en implementación un Plan Nacional de Prevención y Control del VIH/SIDA e ITS, que contempla entre sus principios orientadores y enfoques transversales, la Solidaridad, Derecho a la vida, Derecho a la salud y Acceso oportuno a Atención y Tratamiento, y la no discriminación. Desde esa línea trabajamos los equipos locales para, más aún en estos tiempos difíciles, garantizarles a todos nuestros usuarios la atención que requieren.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes