suscríbete al boletín diario

Opinión

Examen voluntario internacional


 Por Juan Pablo Pinto, Director Regional del Sernac

Juan Pablo Pinto Director Regional Sernac
Juan Pablo Pinto Director Regional Sernac

La emergencia sanitaria ha puesto a prueba nuestras políticas de protección al consumidor y también al Sernac como agencia, debiendo adaptarnos y reaccionar rápido a las necesidades de la ciudadanía.

En este escenario, el Sernac será la primera agencia de protección de los países de la OCDE en participar en una evaluación internacional conducida por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). Se trata de un examen voluntario entre Homólogos del Derecho y la Política de Protección del Consumidor o Peer Review.

El examen identifica las fortalezas de los sistemas de protección al consumidor, así como identifica oportunidades de mejora con base a lo establecido en las directrices de Naciones Unidas para la Protección del Consumidor.

Por eso, nos interesa que representantes internacionales revisen la forma en que hacemos las cosas en materia de protección al consumidor y valoren nuestras fortalezas y también queremos visualizar oportunidades de mejora.

Queremos rendir examen y lo haremos ahora, pues estimamos que no hay mejor momento, donde todos nuestros procesos, nuestra estructura y nuestras atribuciones han sido puestas a prueba.

La pandemia ha desafiado al Sernac a reinterpretar la Ley en aquellos aspectos que no contemplaba y a reaccionar rápido con herramientas útiles para la ciudadanía, como el cotizador de productos básicos, el buscador de sucursales bancarias, la calculadora de gastos de cobranza e intereses moratorios y la plataforma “Me Quiero Salir”, que permite terminar los contratos de telecomunicaciones.

Justamente una de las materias a revisar durante el proceso de evaluación será el uso de las herramientas que permiten alcanzar compensaciones económicas para la ciudadanía cuando sus intereses han sido afectados, en nuestro caso, a través de procedimientos voluntarios colectivos o mediante demandas colectivas.

De la misma manera, el Peer Review permitirá evaluar el acceso de los consumidores a una información adecuada, veraz y oportuna, que les permita tomar decisiones responsables.

El proceso de evaluación se extenderá por alrededor de un año, e incluye entrevistas a distintos actores que tienen que ver con el ecosistema de consumo y la protección al consumidor en el país.

Recordemos que las Directrices de Naciones Unidas para la Protección del Consumidor son un instrumento jurídico que abarca a los 193 países que componen la Organización de Naciones Unidas y que establece principios y características que deben tener las leyes de protección del consumidor y las instituciones encargadas de aplicarlas.

Esperamos que este proceso sea muy beneficioso y nos permita fortalecernos como institución para seguir defendiendo con más fuerza los derechos de los consumidores en nuestro país.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes