suscríbete al boletín diario

Opinión

Agosto: “Mes del corazón”


 Por Alejandra Eliash Muñoz, EU Jefa Unidad Gestión de Continuidad del Cuidado (*)

Alejandra Eliash

Cada año, en agosto, conmemoramos el “Mes del Corazón”. Sin embargo, éste es uno “especial”, nos encontramos en un mundo distinto, uno que no conocíamos y que nos ha obligado a mirar las cosas desde otro ángulo tanto la vida cotidiana, laboral, de la familia, de los amigos, del barrio, de la ciudad, etc.

No obstante, existen cosas que no han cambiado en su esencia. Una de ellas es nuestra salud “NO-COVID”, especialmente aquellas que nos acompañarán toda la vida, esas condiciones crónicas de las cuales nos pre-ocupamos, nos ocupamos y nos tendremos que seguir dedicando a cuidar.

Los datos publicados recientemente del MINSAL, informan que el año 2019 las defunciones por enfermedades cardiovasculares:

27.850  del sistema circulatorio; 3.2 muertes por hora.

8.040  isquémicas del corazón, casi 1 por hora.

7.815 cerebrovasculares, 21 muertes al día.

5.664 hipertensivas

¿Qué debemos recordar en este agosto “especial”? Indudablemente existe un concepto clave: Cuidarnos ¿cómo? estamos cuidándonos de no contagiarnos ni contagiar, la salud cardiovascular se podría cuidar igual, estos problemas son de mayor riesgo para las personas que los tienen, se ha comprobado que tienen mayor posibilidad de complicación y mortalidad.

Ciertos aspectos que resaltar: Prevenir. Reiteramos, hábitos de vida saludable: alimentación balanceada, disminución de sal, NO fumar, evitar consumo de alcohol y realizar actividad física. Todo debe ser mantenido en el tiempo, no puede ser sólo momentáneo, existiendo un diagnóstico de enfermedad es fundamental este cuidado.

Si hay alguna enfermedad como la hipertensión o diabetes, es indispensable mantener el tratamiento indicado, descuidarlo trae muy malas consecuencias. Entendiendo que no siempre es fácil ser constante y ordenada(o) debemos buscar apoyo para que nos ayuden a conseguirlo; resaltar que por esta razón existen los sistemas de salud que proporcionarán los cuidados necesarios para controlar y hacer seguimiento de las personas.

Las consecuencias graves de estas patologías, a veces se presentan después de largo tiempo de tener la enfermedad, mientras que otras aparecen en forma sorpresiva; hablamos de los infartos cardíacos y ataques cerebrovasculares, entonces es necesario poner atención a los síntomas y acudir a un servicio de urgencia lo más pronto posible es imperioso, salvaría una vida, evitaría un daño mayor del corazón y el cerebro.

Un último concepto, el más importante, podemos tener los medicamentos, nuestros controles y atendidos por médicos, enfermeras y otros profesionales, pero es en nuestra vida diaria donde podemos hacer el mayor de los cuidados, nuestro autocuidado.

(*) Depto. APS, Servicio de Salud BiobíoMiembro del Colegio de Enfermeras de Chile

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes