suscríbete al boletín diario

Opinión

Desafíos educativos en tiempos de pandemia


 Por Rodrigo Guerrero Villalba, coordinador de Desarrollo Docente Instituto Profesional Virginio Gómez

Rodrigo Guerrero Villalba

Durante los últimos meses hemos vivido de manera sostenida la experiencia de la incertidumbre. La cual surge al no saber por qué está ocurriendo algo o bien cuando lo que puede suceder en el futuro es altamente impredecible. El no tener las respuestas genera ansiedad, la que puede conducirnos hacia dos caminos distintos: uno, desde el estrés hacia la angustia que nos paraliza y nos daña moral, física y emocionalmente; y el segundo, que nos lleva a la reflexión, a la evolución y al cambio.

Es precisamente este último camino el que debe abordar quien busca aprendizajes para su evolución. Son entonces los espacios formativos como la familia, el colegio o las universidades, los lugares privilegiados para asumir la tarea de reducir la angustia ante la incertidumbre y potenciar las vías hacia el desarrollo.

En el actual contexto de pandemia por el virus Covid-19, hay una realidad que debemos tener más que clara: la versión del mundo a la que muchos están esperando volver y que después de esto no existirá más. Son, por tanto, estos espacios formadores de personas los que ahora tienen la responsabilidad y también la gran oportunidad para re-pensar sus maneras de construir nuevos medios de interacción, nuevas formas de ciudadanía y en definitiva, una nueva escala de valores en el orden social y ecológico.

De todo lo difícil que está siendo este contexto de calamidad ante una pandemia de orden planetario, que está cobrando miles de vidas en nuestro país y en el mundo, podemos reflexionar ese futuro que no va a venir, sino que nosotros debemos ir activamente construyendo.

Es, por tanto, desde la incertidumbre y la pregunta fecunda desde donde nace la posibilidad de determinar los nuevos puntos de partida, abandonar lo que impedía el impulso al desarrollo y sentar las nuevas bases de cómo queremos que sea nuestra vida personal, nuestras relaciones interpersonales, las personas que queremos formar, la comunidad que queremos habitar, la sociedad que queremos construir y el planeta en el que queremos vivir.

El mundo de la Educación, por su función en la sociedad, está llamado a saber generar los cambios adelantándose a los posibles contextos futuros, dejando de enseñar lo pasado  y centrándose en el diseño de una nueva sociedad. Así, este tiempo se transforma en una gran oportunidad para que las escuelas, liceos, institutos y universidades deliberen democráticamente con toda su comunidad educativa, no solo cómo será el retorno a clases y protocolos a seguir; sino, mucho más allá, cómo se integrará el mundo digital con el presencial, cómo será la vinculación de estas instituciones con la comunidad.

En este contexto, la comunidad educativa será responsable de formar a las nuevas generaciones a través de proyectos educativos innovadores, con objetivos nuevos para estudiantes del siglo XXI que hace ya buen rato vienen desencantados con un sistema educacional que requiere renovación. Niños, niñas y jóvenes están ávidos de aprender, pero de otras maneras, con nuevos lenguajes y desafíos de futuro. Hoy está abierta como nunca antes la oportunidad de replantearse como institucionalidad…perder esta oportunidad sería insensato.

Ahora es el momento en que las instituciones de educación superior den una muestra de la potente contribución que el conocimiento científico, tecnológico, las humanidades y las artes otorgan para hacer emerger y construir una nueva realidad. Será preciso actuar con realismo y mucha responsabilidad en la toma de decisiones permitiendo una total inclusión y confianza entre todos los miembros de la comunidad educativa.

Se pone a prueba hoy entonces la dimensión ética de las instituciones educativas, su responsabilidad con los entornos territoriales donde se circunscriben y su capacidad de liderazgo en un escenario totalmente nuevo, que no durará sólo unos cuantos meses o años, sino para siempre. Nuestros estudiantes y el mundo venidero están expectantes.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes