suscríbete al boletín diario

Opinión

Pensando nuestro futuro


 Por La Tribuna

Camila Mora V.

La OMS ha indicado que hemos entrado en una fase compleja de la pandemia, los contagios han aumentado y las necesidades económicas son una fuerte presión contra las medidas de aislamiento. Es difícil pensar en el futuro en este escenario tan complejo, pero las crisis son una oportunidad, particularmente en Chile donde esta crisis tiene una dimensión más profunda que en el resto del mundo. En octubre pasado nuestro sistema político fue ampliamente cuestionado lo que trajo como consecuencia un merma en nuestro sistema económico, cuando nos disponíamos a discutir las opciones de mejora llegó la pandemia que terminó por desvelar las falencias de todas nuestras estructuras sociales. Personalmente, creo que no es culpa (exclusiva) del gobierno de turno, creo que en Chile nunca hemos tenido una mirada unificada con una meta clara, y solemos resolver los problemas en la medida que aparecen, esta falta de planificación estratégica es la que nos ha pasado la cuenta.

El conjunto de problemas que hoy nos aquejan no son más que la acumulación de la constante improvisación con la que hemos construido nuestro país, pero tenemos sobre nuestros hombros desafíos incluso más grandes a los que no hemos podido prestar la debida atención, el principal es la crisis climática. Y es que esta gran ola viene silenciosa tras estas olas de desgracias más pequeñas, la diferencia es que ahí ni siquiera medidas “sencillas”, como el aislamiento social, podrán salvarnos.

Pensar en nuestro futuro es un desafío urgente en medio de esta tempestad, debemos ver la desaceleración como una oportunidad de tomar el timón y moverlo hacia una ruta que nos lleve a aguas más tranquilas. Tenemos que repensar nuestra economía, entender que los recursos naturales son limitados y que tenemos que entrar rápidamente en la era de la economía circular, para reducir el consumo de materiales vírgenes y la producción de desechos, y maximizar el reciclaje y la reutilización. Nuestra sociedad estará carente de trabajo y nuestro medio ambiente ávido de cuidado, es momento de la producción y el consumo responsable. Aún estamos a tiempo de aprender de nuestros errores, de pensar un Chile que se haga cargo de los problemas presentes y futuros, que busque una estructura social compatible con el medio ambiente y sustentable en el tiempo.

Desde el confinamiento, y en medio de las dificultades, tenemos que vislumbrar una salida que tenga objetivos claros en donde todos trabajemos juntos para alcanzar las metas que nos propongamos, a ver si poco a poco logramos sanarnos de la constante improvisación que nos ha llevado a estar más divididos que nunca. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes