martes 21 de enero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

¿Es la escuela un espacio propicio para el desarrollo docente continuo?


 Por La Tribuna

Prof. Juan Manuel Bustamente Michel
Presidente de la AFDEM Los Ángeles

Si se parte de la idea de que la institución escolar es el espacio de formación por excelencia para los profesores, es posible comprender el porqué del denodado interés de algunos estudiosos e investigadores en estimar al centro de enseñanza como el mejor lugar para el desarrollo profesional docente; esto, porque si además el profesor aprende y se desarrolla al interior de este, la unidad educativa mejora integralmente.

Es por ello que las modernas concepciones de desarrollo profesional hablan de “formación en el puesto de trabajo”, las que vendrían a explicar el cambio de enfoque en las prácticas profesionales para aquellos que, de haber estado concentradas en los últimos años de las pedagogías, hoy vinculan al candidato a profesor con la institución educativa desde los primeros meses de su ingreso a estas, estando su fundamento, desde luego, en la mayor comprensión del aprendizaje adulto existente hoy, contexto en el que se sitúan tanto los estudiantes de pedagogía como los profesores en pleno ejercicio docente.

Así, con una idea de cambio posmoderno como esta, y precisamente pensando en la formación docente continua para los profesores en el propio centro educativo (el lugar por excelencia para su desarrollo profesional), se asume la innovación como formación, con el objeto de responder de manera efectiva, actual y contextualizada para el educando de hoy –quien es protagonista de su propio presente a partir de una visión de lo que será su propio mañana–, ello como consecuencia de este mundo global caracterizado como sociedad del conocimiento y la información, o sociedad del aprendizaje, como algunos especialistas se han permitido conceptualizar.

Desde este punto de vista, por cierto, existe la creencia (perspectiva dogmática) y la convicción objetiva (perspectiva reflexiva) de que el centro educativo en la actualidad estaría respondiendo en el sentido amplio de la expresión a su situacionalización como espacio para la formación y desarrollo profesional del docente; sin embargo, la práctica indica también –por lo menos en el caso chileno–, como consecuencia de la invisibilización de los problemas, que las  esperadas innovaciones no han sido posibles ni todo lo efectivas que se esperaba que fueran, hecho del cual dan cuenta los magros resultados de las diversas mediciones directas e indirectas que caracterizan y categorizan a la educación pública, habida consideración de que en términos de calidad, como hasta ahora, nos guste o no, es la última del Sistema Escolar Nacional.

En este estado de cosas, una importante gravitación han tenido tanto la falta de espacios para la reflexión y generación de conocimiento aplicado para la toma de conciencia por parte de los profesores en sus respectivas realidades, como la inexistencia de inteligencias colectivas que deriven en mejoras reales en las unidades educativas, resultando que el aislamiento y el individualismo docente siguen campeando en todos los niveles de la enseñanza, a pesar de lo sostenido por los especialistas en el sentido de que el centro de enseñanza es el más afín escenario para el desarrollo de los docentes.

Con todo, finalmente es claro que estos procesos de re/pensamiento, re/consideración y re/ingeniería de los roles educativos del y en el centro de enseñanza, le generan al profesor nuevas improntas en el ámbito de las Ciencias de la Educación –su espacio profesional y docente nativo–, de suerte que además de un re/enfoque y re/orientación de la acción educativa, se acompañe a esto una optimización desde adentro hacia afuera, más que desde afuera hacia adentro, en la meso y microingeniería educativa, porque solo de esa forma se estará respondiendo a las necesidades de desarrollo continuo de los enseñantes, en pos de dar una plena satisfacción a la vez a las demandas de nuestros posmodernos educandos.

+-*+*-

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes