suscríbete al boletín diario

Opinión

Nueva agenda social: avanzando hacia un Chile más justo


 Por La Tribuna

Alberto Moraga Kiel
Seremi de Desarrollo Social y Familia Bío Bío

Que no pase desapercibida. Que los nubarrones del actual conflicto no cieguen nuestras miradas de la Nueva agenda social.

Anunciada por el Presidente Sebastián Piñera, la Nueva agenda social es una conjunción de propuestas reunidas en un plan que se erige, quizás, como uno de las proposiciones más relevantes del último decenio en materia social, en razón de la inversión total que ella representa para nuestro fisco.

Si bien es preciso reconocer que la Nueva Agenda es insuficiente para satisfacer absolutamente todos los requerimientos sociales urgentes de nuestro país, ella constituye un paso relevante en el avance del bienestar de nuestro país.

La Nueva agenda social es un primer paso, firme y decidido, en el derrotero de un Chile más justo, integrador y armonioso en su desarrollo. Un camino que permitirá complementar el crecimiento macroeconómico con una mejor integración y cohesión social.

Las medidas de la Nueva agenda social se agrupan en torno a los siguientes cinco ejes programáticos: reformas sociales, mejor salud, seguridad y paz social, más justicia y menos privilegios y, finalmente, apoyo a las Pymes.  Cada eje o área involucra el trabajo multisectorial de diversos ministerios y el apoyo transversal y mayoritario de las distintas bancadas de legisladores representadas en nuestro Congreso Nacional.

El primer paso concreto que ha dado la Nueva agenda social es el incremento de los ingresos de los grupos más vulnerables de nuestro país, gracias al aumento de la Pensión Básica Solidaria que beneficiará a 1,6 millones de adultos mayores de nuestro país, al Bono de Ayuda Familiar, que si bien es un elemento paliativo transitorio, constituye una ayuda relevante para 160.000 familias de nuestra Región del Biobío y, al Ingreso Mínimo Garantizado, cuya tramitación legislativa va muy bien encaminada en el Congreso Nacional y cuyo propósito es complementar el salario de los trabajadores a jornada completa cuando éste sea inferior a $350.000. Esta última medida beneficiará directamente a 57.000 familias de la Región del Biobío.

El segundo paso concreto de la Nueva agenda social, es la aprobación de medidas que, si bien no son transferencias monetarias directas para las familias, constituyen alivios para sus respectivos presupuestos por cuanto permiten disminuir los costos de insumos básicos. Así por ejemplo, ya contamos con la ley número 21.185, publicada en el Diario Oficial el pasado 2 de noviembre, la cual anuló el alza de 9,2% del precio de la electricidad, retrotrayendo el valor de las tarifas eléctricas al primer semestre del año 2019. Implementación que se suma otros proyectos, como el que establece la rebaja del impuesto territorial para Adultos Mayores, la rebaja del 50% del transporte público para mayores de 65 años, la rebaja en el precio de los medicamentos y condonación de las multas e intereses de los deudores del CAE.

Las propuestas contenidas en la Nueva agenda social, que complementa crecimiento, integración y cohesión social, han sido confeccionadas con absoluta responsabilidad fiscal. Es, sin dudas, el inicio de un camino correcto que no cede ante los populismos imprudentes, porque nunca debemos olvidar que gobernar es priorizar.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Congreso NacionalNueva agenda socialPensión básica

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes