suscríbete al boletín diario

Opinión

Consejos para dormir bien antes de rendir la PSU


 Por La Tribuna

Alex Espinoza
Neurólogo del Centro de Cefalea de RedSalud

Este 6 y 7 de enero miles de jóvenes rendirán la Prueba de Selección Universitaria (PSU) a lo largo de todo el país. Los resultados de este examen, para muchos, se transforman en la puerta de entrada a la vida universitaria.

En ese contexto, dormir bien y conseguir un sueño reparador en las vísperas de esta prueba puede resultar muy beneficioso en términos de resultados. Así lo estima el doctor Alex Espinoza, neurólogo del Centro de Cefalea de RedSalud, quien asegura que un sueño de calidad puede impactar positivamente en “la concentración, el buen ánimo y el rendimiento académico de los jóvenes”.

Es por ello que el experto entrega algunas recomendaciones para fomentar un buen dormir, especialmente en las noches previas, poniendo especial foco en una buena “higiene del sueño”.

“Este concepto apunta a una serie de medidas, la gran mayoría simples y cotidianas, que a primera vista pueden parecer obvias, pero que muchas veces olvidamos. La idea es generar un buen dormir, tanto para conciliar el sueño como para mantenerlo en el tiempo. Y si bien se creía que un sueño reparador tendría que durar entre 6 a 8 horas, la literatura más reciente revela que deben ser de 7 a 9 horas”, explica el doctor Espinoza.

Para ello, una de las primeras acciones que pueden aplicarse es mantener el orden en la habitación en la que se duerme. “Hay que crear un entorno adecuado para poder descansar y no interrumpir el sueño, es decir, tener un colchón y una almohada adecuadas. Al momento de conciliar el sueño, de preferencia, que haya poca luz y que la temperatura sea agradable, sobre todo en esta época donde aumentan las temperaturas”, precisa el especialista.

Otro de los elementos que recomienda, es evitar comer en exceso o beber café en la jornada previa al examen.

“Hay ciertas sustancias que consumimos que desfavorecen el sueño, ya que estimulan a las personas. Dentro de ellos, la clásica es la mateína, cafeína y, en menor medida, la teína. En ese sentido, se recomienda evitar el mate o el café antes de irse a la cama. Y si bien hay jóvenes mayores de 18 años que legalmente pueden beber alcohol, el consejo es que también lo eviten. Otro de los errores que se comete es alimentarse en abundancia antes de acostarse. Comer demasiado puede ser negativo, porque hay una serie de procesos biológicos que hacen trabajar al organismo en la digestión que se oponen al descanso y el sueño”, explica el doctor.

El neurólogo también es enfático en recalcar el problema que genera quedarse expuesto a pantallas de televisión o computadores antes de dormir.

“Todas las pantallas, en general, emiten una luz que tiene un espectro que va entre los 300 a 400 micrómetros, es decir, que está dentro del espectro del color azul. Este tono, junto con el celeste claro, lo asociamos con el día y por eso corta la producción de melatonina, la cual es una hormona fundamental que produce nuestro cerebro para todos los procesos de reparación del sueño”, señala el profesional.

Por lo mismo, la recomendación es “dejar de tener contacto con las pantallas entre una hora y media y dos horas, si es posible”.

Para evitar el estrés de la noche anterior a la PSU, el neurólogo aconseja realizar un “ritual” de relajación simple pero útil. “Sería bueno tomar un baño caliente, con un poco de música que sea relajante, beber una infusión antes de irse a la cama y, dentro de lo posible, tratar de evitar actividades que produzcan cierto grado de excitación de cualquier tipo. En caso de hacer ejercicio previo, que este no se haga más allá de dos horas antes de dormir y que no sea de alta exigencia, pues ese tipo de actividad genera adrenalina que disminuye el sueño”, sentencia el especialista.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes