miércoles 13 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

La esperanza tras el “cambio climático”


 Por La Tribuna

Miguel Abuter León
Alcalde de Antuco

Hace algunos meses el tema del “calentamiento global” ha dominado la agenda pública, pasando a ser un tema común en los noticieros y las conversaciones con amigos.

Su aparición paradójicamente ha sido potenciada por la aparición de jóvenes líderes mundiales, más que por sus efectos en las últimas décadas.

Es que el lobby de las grandes potencias y las “teorías negacionistas” han conspirado notablemente para relativizar o poner en duda el calentamiento global, que –al parecer- necesitábamos una voz que nos despertara.

Es por ello que resulta favorable la aparición de la jovencita, Greta Thunberg, que independiente de lo que se pueda pensar de su figura, representa un “nuevo despertar de conciencia”.

Prueba de ello, es que han intensificado en nuestro país los movimientos en protección al medioambiente, donde las principales consignas han sido disminuir las emisiones contaminantes.

Un gran ejemplo lo dio –hace poco- la comuna de Antuco, que por  primera vez realizó una marcha por el cambio climático, donde participaron sobre todo estudiantes y jóvenes.

Fue un recorrido por la comuna, que sin embargo entregó un claro mensaje: tenemos que hacer algo para parar el calentamiento global.

A esto se sumó la creación de una nueva agrupación ecológica, que dentro de sus principales preocupaciones está el reciclaje y la disposición final de los desechos.

Esto claramente nos tranquiliza un poco, como ciudadanos del planeta tierra, porque vemos que las nuevas generaciones están tomando acción.

Esto resulta fundamental cuando como Provincia de Biobío estamos temiendo la materialización varios proyectos de “carretera hídrica”, que podrían poner en riesgo nuestros principales recursos naturales.

Hace algunos meses sonaba fuerte la extracción de agua desde la Laguna del Laja. Ahora sabemos que existen 2 iniciativas, que se están tramitando, que quieren extraer el “vital elemento” del río Biobío.

Esperemos que no sea necesario una voz del extranjero que nos movilice, sino que por el contrario defendamos con fuerza nuestras riquezas naturales.

No esperemos ver, como ocurre en el centro norte, donde antiguos ríos y embalses están prácticamente secos.

No seamos cómplices de la muerte indiscriminada de ganado y animales domésticos, que sucumben por la falta de agua.

Tomemos desde ya conciencia que defender el medioambiente debe ser nuestro principal objetivo, sobre todo cuando estamos dando una lucha con tiempo en contra.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes